sábado, 11 de agosto de 2012

El pingüino y el Leviatán

http://rrhhypersonas.blogspot.com/2012/08/mis-libros-del-verano-el-pinguino-y-el.html 


Este libro aunque por su título podría parecerlo, dista mucho de ser un cuento con moraleja. Se trata de un ensayo fácil de leer del profesor de Harvard Yochai Benkler donde aborda de una forma global la alternativa de los entornos colaborativos, representados por Tux el pingüino que es imagen de Linux,frente a los modelos tradicionales autoritarios representados por el Leviatán de Hobbes (“El hombre es un lobo para el hombre”).

Llegué a él gracias a una recomendación de Amalio Rey en uno de sus estupendos posts (Cultura-Co: reflexiones del Update-8quien sin duda siempre apunta reflexiones y lecturas interesantes.

El libro tiene un primer capítulo magnífico donde expone como los actuales sistemas económicos y de gobierno están basados en la equivocada premisa del egoísmo humano.Las jerarquías estrictas y el control del mercado han demostrado ser mecanismos insuficientes para evitar situaciones de descontrol como la que vivimos actualmente. Benkler apunta a los nuevos modelos de organización que han surgidos potenciados por la era 2.0 y se apoya en infinidad de estudios para demostrar que el instinto de cooperación es un rasgo evolutivo innato en los seres humanos. Nadie es intrínsecamente egoísta ni absolutamente colaborador, es el entorno y la situación el que activará un tipo u otro de comportamientos.

Una reflexión muy interesante que tiene su aplicación directa en el mundo de las organizaciones.¿Nuestras empresas favorecen o reprimen las conductas colaborativas? ¿Priman el egoísmo personal o la consecución de los objetivos corporativos? Yoclai demuestra como en general nuestras sociedades avocan a las personas hacia el primer objetivo.

Claramente el libro apunta como la web 2.0 crea las condiciones ideales para poder crear entornos más colaborativos, donde las personas actúen de forma más solidaria, donde se busque un bien más común, e invita a las empresas a empaparse de esta nueva filosofía.

En general el libro me ha gustado, aunque tras el primer capítulo, buenísimo como os digo, se vuelve un poco académico tratando de argumentar desde todas las ópticas posibles (biología, economía, psicología, etc.) una visión más optimista, que no utópica, del ser humano, que abre la puerta a nuevos modelos de organización.

He echado de menos un enfoque un poco más práctico de cómo llevarlo a la práctica en las empresas, ya que si bien incluye algunos casos (Toyota, Linux, Wikipedia…) se abordan más desde el punto de vista del concepto que de la buena praxis (Tenía muchas esperanzas en el capítulo 10 “Cómo criar un pingüino” pero me decepcionó al encontrar un mero resumen de las ideas tratadas).

Mi recomendación: no os perdías el primer capítulo, y si tenéis tiempo y queréis profundizar en los porqués leeros los demás. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada