viernes, 29 de abril de 2016

"No le evitéis a vuestros hijos las dificultades de la vida, enseñadles mas bien a superarla". Louis PASTEUR,

Eres mi espejo

http://biosinapsis.com/eres-mi-espejo/  Marina Castells Quero

Ya todas y todos hemos oído que los otros nos hacen de espejo y a menudo nos perdemos en ese reflejo que nos duele y no sabemos cómo interpretar.

¿Cómo trabajo el espejo?
En estas líneas os voy a poner un ejemplo de ejercicio, para usar individualmente o cómo profesional, pero lo importante no es seguirlo al pie de la letra, sino entenderlo, captar la esencia y hacer vuestra propia versión, más auténtica y perfeccionada para vuestras necesidades únicas.
Empieza, elige a tu espejo.
Espejo
Amor, del escultor Alexandr Milov
Haz una lista con los adjetivos que definen a esa persona que te hace de espejo.
Ejemplo: mentiroso, rencoroso, egoísta,…
Pongo sólo adjetivos “malos” pero con los “buenos” podemos hacer el mismo ejercicio para reforzar los aspectos nuestros que nos hacen sentirnos expandidos, conectados, crecer, avanzar…. Pero a menudo éstos no son temas de consulta ;-)
Ahora detente en cada uno de esos adjetivos, uno a uno, ve a una situación en la que hayas vivido que esa persona es así para ti y fíjate en cómo te sientes en ese momento. Si estás haciendo el ejercicio tú solo, ves escribiendo lo que te viene, si trabajamos con alguien, podemos hacer un camino al inconsciente, luego os pondré una idea de cómo elegir el adjetivo cuando no puedes trabajar con todos.
Centrarnos primero en los pensamientos, que sean cosas que salen de uno mismo, si justificamos o salen excusas, no nos estamos permitiendo sentir lo que realmente sucede en nosotros cuando esa persona, por ejemplo, es mentirosa.
Ejemplo: ¿Cómo me siento cuando esa persona me miente? (voy a una situación en que he sentido que es mentirosa, la revivo y observo, escucho y siento que nace de mí, cuáles son mis pensamientos, como me siento…) “pienso que no confía en mí, me siento confundida, desorientada, no sé quién soy… “
No nos serviría decir que “bueno, son mentiras piadosas, en realidad no es tan grave, yo también miento a veces” ya que ahí estamos poniendo excusas y justificaciones y bloqueamos poder avanzar con el ejercicio.
Si haces el ejercicio sola, coge lo que has escrito y pregúntate: ¿en que otras situaciones yo me he sentido así? ¿Quién de mi familia me hacía sentir así o se ha sentido así?
Ejemplo: ¿cuándo yo he sentido que no podía confiar en mi misma? ¿Quién de mi familia me ha hecho sentir confundida? ¿Quién de mi familia ha vivido una situación de no saber quién es, estar desorientada, desorientado? Y buscar contextos de mentiras en la familia, ya que la mentira es el activador de esas sensaciones. Esta parte puede tener diferentes combinaciones de preguntas. Confía en tu intuición o déjate acompañar por un profesional.
Este es el momento de toma de consciencia, cuando el espejo nos refleja para qué vivimos la experiencia de ponernos delante alguien que percibimos mentiroso (en este ejemplo) Puedo darme cuenta en que situaciones siento que no puedo confiar en mi misma, puede que tome consciencia de cómo me miento a mí misma y que tipo de excusas me pongo, puede que me dé cuenta que ya de pequeña vivía las mentiras como algo doloroso y eso me lleva a ver que en mi familia se explicaron mentiras…
Si trabajas con un cliente y tienes que elegir un adjetivo para trabajar, puedes preguntar cuál de esos adjetivos es más estresante para tu cliente y centrarte en ese, vas a una situación y haces un camino al inconsciente, por ejemplo.
También puedes elegir haciendo una pasada rápida por cada adjetivo, preguntando a la persona como se siente cuando el otro es, en estos ejemplos, mentiroso, rencoroso, egoísta… y fijarnos en sus respuestas a ver si sale algún resentir relacionado con el síntoma que presenta. Hay que estar atenta, no manipular, tener la mente limpia y tirar del hilo con inocencia. Igual que cuando lo hacemos solos.
Toda característica “mala” tuvo una intención positiva, seguramente se mintiera para proteger de una verdad dolorosa y no se supo hacer de otra forma con lo que sabían en ese momento, en este ejemplo ésta podría ser la intención positiva, pero podremos encontrarla en cada ejemplo, nos puede costar, pero las atrocidades más duras tienen detrás una intención positiva… por supuesto eso no significa que debamos permitir ninguna atrocidad en nuestra vida, pero nos va a permitir comprender el dolor de nuestro árbol o de nuestra vida, llegar a la comprensión es el camino para tomar consciencia de para qué me pongo delante este espejo.
¿Cómo se si lo he hecho bien?
Siento decirte que sólo con hacerte esta pregunta sé que no los has hecho o no lo has hecho bien, si lo haces bien no te harás esa pregunta, te lo aseguro. La comprensión es tan grande que es imposible no estar segura de que lo has hecho bien.
Os animo a hacer el ejercicio las veces que haga falta, con situaciones sencillas u otras más complejas, es tan fácil o tan difícil cómo cada uno está en este momento. Todo el mundo puede hacerlo, pero cómo he dicho al principio, no se trata de seguirlo al pie de la letra, esto no son matemáticas de primaria que a todos nos tiene que dar el mismo resultado usando el mismo método (ni siquiera estoy de acuerdo en que las matemáticas de primaria tengan que ser así… pero eso es para otro tema) se trata de comprender el sentido y adaptarlo a ti.
Gracias por tu interés, tus comentarios son bienvenidos.
Marina Castells Quero

“La verdadera felicidad es... disfrutar el presente, sin ansiosa dependencia del futuro”. —Séneca

Los 9 pasos para crear tu Lean Canvas desde la idea

http://www.cateconomica.com/Articulo/Los-9-pasos-para-crear-tu-Lean-Canvas-desde-la-idea 
Por Un joven que aparece de espaldas contempla gráficos diversos dibujados sobre una pared.
En muchas ocasiones los emprendedores nos comentáis que a la hora de crear vuestro Canvas tenéis dificultades porque no sabéis por dónde empezar o porque os quedáis bloqueados en algún punto. Vamos a tratar de ayudaros a crear un Lean Canvas que, para nosotros, es mucho más eficaz para trabajar en fases iniciales del negocio que Canvas que es más útil para salir a mercado. Lo vamos a hacer no solo en cuanto a qué significa cada bloque, si no en cuanto al orden, creemos que de este modo será más fácil conseguir las respuestas. Te recomendamos que no vayas al siguiente paso hasta no tener las respuestas de cada paso anterior, y si lo que escribes en uno de los bloques te hace reflexionar y cambiar bloques anteriores, la cosa va bien y es bueno que así ocurra.

Empezamos con una idea de  un posible negocio. A partir de aquí vamos a la casilla uno:

1. Problema
¿Qué problema estás resolviendo o qué aportas? No más, tres problemas y de ellos identifica la relevancia. Trata de concretar y de ir un poco más allá del problema superficial. En este mismo bloque debemos describir qué soluciones hay para este problema a día de hoy (eso proporcionará información también sobre el mercado y tu posible competencia), especialmente si no están haciendo nada para solucionar ese problema o tener ese trabajo hecho, recuerda que nadie pagará una solución para un problema no relevante. Así que valida la relevancia antes de gastar en desarrollo y así podrás construir mejor tu propuesta de valor.

2. Cliente
 ¿A quién afecta ese problema? ¿Quién va a ser tu cliente? Porque esto definirá el resto de tu modelo. En este bloque, hay que tratar de no ser demasiado generalista (especialmente lo de “todo el mundo puede ser mi cliente”, que en la realidad significa “nadie va a serlo”). Lista todos los tipos de clientes para los que el problema es relevante o que se pueden beneficiar de tu solución, dales dimensión (¿cuántos son?) para saber si ese segmento es intersante en términos de tamaño y segméntalos: hazles un perfil. Una vez hecho, trata de identificar quiénes pueden ser tus adoptadores tempranos, es decir, aquellos que estarán más predispuestos a probar o comprarte aún con funcionalidades limitadas. Ellos serán tu puerta de acceso a la hora de desarrollar y validar tu MVP y tu estrategia de mercado posterior.

A tener en cuenta que es necesario distinguir también entre cliente y usuario, porque irán a ti por motivos diferentes que debes atender. Recuerda: cliente es quién te paga, el usuario no paga, aunque pueda conducirnos a los ingresos. Si hay diferentes recomendamos que para cada uno de ellos hagas un Lean Canvas.

3. Solución
Primero para el problema más relevante que hemos identificado y también para otros si los hemos identificado, ¿cómo los solucionamos y en qué grado aportamos mejoras en su vida? Es decir, cómo nuestra solución resuelve los problemas del cliente. Esto nos ayudará a definir las características principales (funcionalidades) que debe contemplar nuestro MVP (producto mínimo viable) y a construir nuestra ventaja competitiva.

4. Propuesta de valor única
¿Por qué te van a  pagar? ¿Qué valor generamos? Este es uno de los bloques más complicados de definir y también de los más críticos, porque la tentación es a tratar de ofrecer el máximo número de ventajas a la vez. A la hora de lanzar un nuevo producto/servicio es necesario determinar como generamos valor al cliente (y al usuario). Este campo es clave, es el que define el porqué te van a comprar y cuál es el valor que generas, lo que te va a volver llevar a reflexionar al principio sobre a quién se lo ofreces. Qué valor y quien lo va a apreciar están íntimamente relacionados, esto es lo que recogerá tu propuesta de valor y es el corazón del negocio.

Recordad que todo el Canvas son solo hipótesis, hablando con el cliente tendremos la oportunidad de validar esas hipótesis, redefinirlas y hasta cambiar el Canvas más tarde.

5. Ventaja competitiva
¿Por qué te van a comprar a ti? Para tener una ventaja competitiva debe existir algo diferente que te permita destacar sobre la oferta de soluciones de la competencia. Algo únicamente tuyo, en el proceso, en el producto, en el precio… Debes recordar que una ventaja competitiva no es eterna y que unas son más eficaces que otras. En este bloque, si no te viene nada a la mente… tienes un problema.

6. Canales
¿Cómo construir un camino que te lleve a tus clientes? Es decir, de qué manera vas a contactar y ofrecer tu producto a tus clientes y cómo te van a encontrar ellos.  Aunque no lo parezca es un bloque vital para los ingresos, porque puedes tener todo claro, pero ser incapaz de llegar a tus clientes. Es algo a testar desde el día uno. Si trabajaste bien el bloque de cliente, más fácil será identificar posibles medios de llegar a ellos y captar su atención. Este es uno de los primeros pivotes porque suele descuidarse, pero…. Reality bites. 

7. Fuentes de ingresos
De dónde van a salir los ingresos, cómo vas a convertir tu oferta en pasta, cómo te van a pagar, qué planes tienes para vender y cómo te van a comprar. Definir el precio es importante, pero también debes explorar el nivel de acceso a tus servicios. Nuestra recomendación: al principio, como todo, trata de mantenerlo simple. Es cierto que puedes ofrecer diversos planes de precios, tener diversas propuestas, pero recuerda que estamos por construir nuestro MVP, así que cuanto más sencillo, mejor.

8. Estructura de costes
Contabiliza tus fuentes de costes fijos y variables (gente, servidores y otros recursos…) y el coste de atraer clientes. Utiliza el precio posible de tu producto y tus costes para averiguar a cuántos clientes debes llegar para alcanzar el punto de equilibrio. En estos momentos es importante definir qué fuentes y qué costes implican, porque determinará  aspectos como tu precio, el número de clientes a obtener, lo que deberás gastar en tracción… En definitiva si vas a ser únicamente viable o un negocio realmente interesante.

9. Métricas clave
Es decir, ¿cómo vamos a saber que estamos en lo cierto sobre nuestras hipótesis de negocio? Las métricas clave de tu modelo te lo dirán e irán cambiando conforme vayas desarrollando tu producto. Es necesario contar con métricas que te digan si tienes razón o no sobre tus hipótesis. ¿Cómo vas a saber si tu cliente está interesado, que generas suficiente valor, que llegas hasta ellos, si estás alcanzando el éxito? Es necesario establecer objetivos iniciales y el cómo vas a identificar que los alcanzas.

Por fin, ya tienes un Lean Canvas, o sea un modelo de negocio, pero no creas que esto es el final, sólo es el inicio, ahora tienes que validarlo y preparar el siguiente Canvas, con las hipótesis validadas.

"Believe in your dream and never give up"

No, no es cuestión de talento; es cuestión de querer

http://notasaprendiz.weebly.com/blog/no-no-es-cuestion-de-talento-es-cuestion-de-querer 

 

"Ninguna característica del cerebro o del cuerpo impide a un individuo alcanzar un nivel experto"

Imagen
Con escasos siete años el joven Mozart no paraba de asombrar a todo el mundo. No solo era su excepcional capacidad para tocar el violín y el piano, dentro de su asombroso repertorio de talento tenía otro truco igual de sorprendente: El Tono Perfecto.

El Tono Perfecto (también conocido como el Oído Absoluto) es la inusual capacidad que tienen algunas personas de identificar cualquier nota sin la ayuda de una nota referencial. Mozart podía saber qué nota estaba escuchando incluso sin saber el instrumento que la producía. Más aún, tampoco tenía que estar en la misma habitación para identificar el sonido con absoluta precisión.

Esta capacidad no se limitaba sólo a identificar las notas que producían instrumentos musicales, de igual manera podía distinguir las notas en los sonidos que producían los relojes de pared, las campanas y hasta en los estornudos.

El Oído Absoluto es una rarísima cualidad que estiman los científicos posee una de cada 10.000 personas. No obstante, durante mucho tiempo se ha debatido si esta capacidad es innata o aprendida.

Gracias a un experimento diseñado de forma brillante, el cual fue publicado en 2014, el debate sobre el origen genético del oído perfecto ha concluído.

El psicólogo japonés Ayako Sakakibara reclutó a 24 niños de edades entre edades de 2 y 6 años, y durante meses recibieron un entrenamiento que buscaba enseñarles a identificar los sonidos de 14 cuerdas de un piano.

Algunos niños completaron el entrenamiento en menos de un año y otros tardaron hasta año y medio. Después de completar el entrenamiento, los 24 niños habían desarrollado el Oído Absoluto.

Lo que el investigador japonés pudo demostrar es que el genio de Mozart está al alcance de cualquiera que reciba el entrenamiento adecuado. Gracias a que el padre de Mozart era el mismo un músico destacado, el niño prodigio tuvo la oportunidad de ser entrenado desde una edad muy precoz (las investigaciones apuntan a que es muy difícil desarrollar el Oído Absoluto después de los seis años). El entrenamiento temprano fue el factor que hizo posible el extraordinario desarrollo del talento de Mozart.

El hecho de que el Oído Absoluto pueda ser desarrollado por cualquiera no significa que Mozart no haya nacido con un don. En efecto, nació con uno. No obstante es un don con el que nacemos todos y se conoce como neuroplasticidad.

El cerebro de los niños (también el de los adultos, pero en menor medida) tiene la capacidad de modificar su cableado en función de los estímulos y el entrenamiento recibido. Las neuronas pueden formar nuevas conexiones entre sí, lo cual le permite al cerebro adaptarse al adiestramiento y crear capacidades que pueden parecer mágicas para todos aquellos que no hemos practicado de la misma manera.

Anders Ericsson, el experto mundial en los factores que conducen a un desempeño superior y responsable de la creación de conceptos como las 10.000 horas y la práctica deliberada, hace eco en su apasionante nuevo libro Peak del experimento realizado por Sakakibara y concluye lo siguiente:
El mensaje claro tras décadas de investigación es que... el don principal que las personas  “dotadas” tienen es el mismo que todos tenemos: la adaptabilidad del cerebro y del cuerpo humano.

[...]

Hoy entendemos que no hay tal cosa como una capacidad innata. El cerebro es adaptable, y el entrenamiento puede crear habilidades —como el Oído Absoluto— que no existían antes. Este descubrimiento lo cambia todo, ya que convierte a la práctica en un instrumento que permite crear habilidades en lugar de ser una forma de ayudar a las personas a que saquen provecho de sus habilidades innatas. En este nuevo mundo ya no tiene sentido pensar que la gente nace con reservas fijas talento; en cambio, el potencial es un recipiente expandible, formado por las diferentes cosas que hacemos a lo largo de nuestras vidas. El aprendizaje no es una forma de alcanzar su potencial, sino más bien una forma de desarrollarlo. Podemos crear nuestro propio potencial. Y esto es cierto tanto si nuestro objetivo es llegar a ser un pianista de concierto o simplemente tocar el piano lo suficientemente bien como para divertirnos a nosotros mismos, para unirse a la gira de golf de la PGA  o simplemente mermar nuestras deficiencias un poco.
Para los que somos padres esta es una estupenda noticia, ahora sabemos que nuestros hijos pueden alcanzar un desempeño superior en casi cualquier cosa que se propongan. Su límite está determinado por el esfuerzo que estén dispuestos a realizar y por la calidad del entrenamiento que reciben.

Sin embargo, las investigaciones de Ericsson también nos crean un problema: se nos acabaron las excusas. Ya no vale ‘es que eso no se me da bien’, nuestro cerebro es una máquina maravillosa que nos permite aprender, con el entrenamiento apropiado, cualquier cosa que nos propongamos y alcanzar un desempeño sobresaliente. Ahora ya nada nos detiene.

"El Arte nace con tu mirada"

Cómo la estoica 'Visualización Negativa' te ayuda a ser más feliz

http://notasaprendiz.weebly.com/blog/como-la-estoica-visualizacion-negativa-te-ayuda-a-ser-mas-feliz 

“La verdadera felicidad es... disfrutar el presente, sin ansiosa dependencia del futuro”
—Séneca

Imagen
Imagen: Saikung (clic sobre foto para más info)
¿Por qué la práctica de gratitud es una herramienta tan poderosa para avivar nuestra felicidad? Porque tenemos la tendencia a dar por garantizadas muchas de las cosas buenas que hay en nuestra vida. Nos acostumbramos a su presencia permanente y dejamos de valorarlas como es debido.

La práctica de gratitud nos hace volver los ojos hacia esas bendiciones ignoradas, permitiendo que, de nuevo, apreciamos  toda la alegría que traen a nuestra vida.

Aunque algunos tengan (mucho) más y otros (mucho) menos, si estas leyendo esto casi con seguridad cuentas con agua corriente, un lugar donde dormir, alimentos, antibióticos y, bueno… ¡internet! Hoy vivimos con unas comodidades que hasta hace poco más de un siglo ¡ni siquiera los reyes disponían! Para ellos nuestro comfort serían como una fantasía.

Pero en lugar de estar contentos y agradecidos por toda la abundancia que ya está presente en nuestras vidas, con frecuencia andamos frustrados y afligidos por aquello que deseamos y todavía no tenemos.

Dentro de las herramientas filosóficas de los estoicos, existe un ejercicio quizá aún más potente que la gratitud y que es... bueno… ¡más estoico! Se llama: Visualización Negativa.

La visualización negativa consiste en imaginar que nos ocurren las peores tragedias: pérdida de seres queridos, ruina, enfermedad, desprestigio… Según los estoicos, este ejercicio, al igual que la gratitud, nos obliga a tomar consciencia de lo que hoy tenemos y de lo afortunados que somos por ello.

Si un día, por un golpe del destino lo perdiéramos todo, con seguridad que echaríamos de menos a las personas y cosas de las cuales disfrutamos. Apreciar lo que tenemos, en lugar de andar preocupados por lo que no, como una casa más grande, un teléfono más inteligente o un coche más lujoso, es una fórmula segura para aumentar nuestra satisfacción con la vida.

Epicteto, por ejemplo, para poner en práctica la visualización negativa, aconseja que en la mañana, al despertar, cuando veas a tus hijos, esposa o padres, pienses: ‘hoy puede ser  el último día que los veo, quizá mañana no estén’. Ser consciente de la mortalidad de nuestros seres queridos, entender que su presencia no nos está garantizada nos hace apreciarlos más.

William Braxton, en su libro AGuide to the Good Life: The Ancient Art of Stoic Joy, explica así el ejercicio propuesto por Epicteto:
Para entender cómo imaginar la muerte de un hijo puede hacernos apreciarlo más, considere a dos padres. El primero toma el consejo de Epicteto y periódicamente reflexiona sobre la mortalidad de su hijo.

El segundo se niega a considerar tales pensamientos pesimistas. En lugar de ello, asume que su niño o niña vivirá más que él y que siempre estará a su lado para disfrutarlo. El primer padre es casi seguro que será más atento y cariñoso que el segundo. Cuando ve a su hija a primera hora de la mañana, estará contento de que ella todavía sea parte de su vida, y durante el día que va a sacar el máximo provecho de las oportunidades que tenga para interactuar con ella. El segundo padre, por el contrario, será poco probable que experimente una oleada de placer al encontrar a su hijo en la mañana. De hecho, él podría incluso no levantar la vista del periódico al percibir su presencia en la habitación. Durante el día, dejará de aprovechar las oportunidades para interactuar con el, convencido de que tales interacciones se pueden dejar para mañana. Y cuando finalmente se decide a interactuar con él, el placer que obtiene de su compañía no será tan profundo, puede uno suponer, como el placer que el primer padre disfruta de tales interacciones.
Uno de los arrepentimientos más frecuentes entre las personas es no haber demostrado todo el cariño a sus seres queridos mientras estaban vivos. Cuando interactuamos con ellos sabiendo que en cualquier momento podrían no estar, es difícil que ese arrepentimiento nos ocurra, pues mientras estuvimos a su lado hicimos de ellos nuestra prioridad.

Otra de las bondades de La visualización negativa es que también nos ayuda a ser conscientes de que nadie está exento de un cambio de fortuna. Cualquier persona puede sufrir en cualquier momento una gran tragedia. Entender esto evitará que la desgracia nos coja por sorpresa. El hombre preparado —afirma Séneca—, el que sabe que la calamidad puede estar a la vuelta de la esquina, no la teme:
Ni tiene por qué temerla… [El que] prevé que puede suceder todo cuanto puede venir, suavizará el ímpetu de todos los males, que no traen nada nuevo a los que están preparados y esperándolos, y se hacen pesados sólo a los que se creen seguros y esperan solamente felicidad. Existen la enfermedad, el cautiverio, la ruina, el fuego; ninguna de estas cosas es repentina: ya sabía yo en qué revoltoso hospedaje me encerró la naturaleza.

¿Y me he de sorprender que alguna vez se me acerquen los peligros que siempre anduvieron dando vueltas en torno de mí?... A todo el mundo puede suceder lo que le sucede a alguno.

El que se grabe esto hasta la médula y entendiera que todos los males ajenos, cuya abundancia todos los días es tan copiosa, tienen tan libre el camino a los demás como a él mismo, estará armado mucho antes de que le ataquen; es tardío que el ánimo se prepare a sufrir los peligros después que hayan llegado.
Ya sea que practiques gratitud o Visualización Negativa, lo importante es entender que la felicidad que hay en tu vida no está garantizada y por eso es mucho más sabio disfrutar de ellahoy, no mañana. 

“Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos considerados y comprometidos puede cambiar el mundo; de hecho, es lo único que lo ha logrado”. Margaret Mead

Autorrealización: ¿para qué necesitamos realizarnos?

http://mariamikhailova.com/2016/04/18/autorrealizacion-para-que-necesitamos-realizarnos/ 
autorrealización
Claves_del_articulo
Autorrealziación100%0100
Reinvención95%0100
Vocación90%0100
Llega un momento en la vida en el que te planteas muchas cosas. Crisis de los 30, 40, 50... O simplemente crisis sutiles a las que muchos nos enfrentamos en nuestro día a día.
Así es la vida del ser humano: etapas, cambios, retos, dificultades, momentos duros y muy duros (enfermedades, pérdida de un ser querido, quedarse sin trabajo de la noche a la mañana, perder tu casa, etc.)
Aunque la crisis, etimológicamente, no es más que cambio o transformación: pasar de lo viejo a lo nuevo. Yo siempre he sido defensora de las crisis y de esa necesidad que tenemos como seres humanos para crecer.
Es casi siempre en medio de una crisis cuando empezamos a plantearnos nuestra vida: ¿qué estoy haciendo bien?, ¿qué hago mal?, ¿qué puedo mejorar?, ¿cómo puedo lograr mejores resultados?, ¿qué camino debo tomar?
Puede tratarse de una crisis personal, profesional, familiar, de pareja... Según el coaching estratégico, estaríamos ante un tipo de problema llamado problema de calidad.

Problemas de calidad

Un problema de calidad es un buen problema, un problema que merece tener. Se trata de una situación que implica dos cosas a la vez: crecimiento y riesgo. Por eso el miedo suele estar muy presente en este tipo de problemas, pues ponemos en el asador algo muy importante para nosotros: crecer como personas. Pero no tenemos la certeza absoluta de conseguir lo que queremos, pues no depende enteramente de nosotros.
Ejemplos de problemas de calidad: cambiar de trabajo, dejar un trabajo, iniciar un nuevo proyecto, separarse o unir tu vida a otra persona, mudarte de ciudad o país, comenzar un negocio, etc.
Como ves son problemas importantes, son situaciones que no están totalmente bajo tu control, hay otras personas o circunstancias involucradas. Nadie puede garantizarte que yéndote a otro país te irá genial, que tu negocio funcione o que al separarte o casarte con esa persona tu vida será tal como te lo planteas.
Sin embargo, al implicar un beneficio muy grande para tu crecimiento, te seducen y si lo que deseas es lo suficientemente importante para ti, es bastante probable que te atrevas a dar el paso. O no.
En mi vida adulta he tenido que tomar muchas decisiones de calidad, como te habrá pasado a ti seguramente. Una de las más importantes fue decidir qué carrera estudiaría. Tenía 18 años, era apenas una niña a nivel emocional y por supuesto no pude valorar el alcance de una decisión tan importante como ésta. Escogí una profesión “segura”, por miedo a quedarme en paro, pues pensaba que esto era exactamente lo que me pasaría si me guiaba por intuición y estudiaba algo vocacional.
Otra de las decisiones importantes que tomé fue dejar mi empresa en la que llevaba más de 7 años trabajando y mudarme a otro país (Alemania). Era una situación de alto riesgo, por eso pedí una excedencia de un año, por si me iban mal las cosas en el extranjero. También es verdad que me fui con un trabajo en prácticas, de modo que tenía cierta seguridad económica (aunque bastante escasa).
Ésta fue una de las decisiones más importantes en mi vida. La siguiente llegó dos años después, cuando volví a mudarme de país, esta vez a Holanda. No encontraba trabajo por cuenta ajena y no me sentía nada motivada para trabajar para otros de cualquier cosa, con el mero propósito de sobrevivir, por lo que abrí mi blog y decidí que emprendería de algo que me llenara realmente. Dejé de buscar trabajo y me enfoqué en buscar mi propia vocación.
Tardé unos meses en encontrar la respuesta: horas de lectura de libros, blogs, conferencias y vídeos... Barajé la posibilidad de dedicarme a la escritura, pues ésta siempre ha sido mi pasión desde que era niña. Pero finalmente encontré mi propósito: ayudar a otras personas.
Aún no sabía exactamente cómo lo haría: si a través del Reiki, terapias alternativas, Mindfulness, PNL o Coaching. Me formé en varias disciplinas y finalmente me decanté por el coaching, porque reunía precisamente mis mejores cualidades y mi pasión: ayudar a otros a través de la conversación, la comunicación y la escritura, todo ello centralizado en un blog.
En este vídeo promocional de mi curso, cuento brevemente cómo me sentía antes de dar el paso para autorrealizarme:
Y por supuesto yo no soy el único ejemplo de personas que se han reinventado, buscando su pasión y su autorrealización. En mi sección de entrevistas a personas que han reinventado su vida tienes más de 20 ejemplos de gente valiente, que en medio de una crisis o por una necesidad vital, decidieron romper con su vida de antes y se atrevieron a dedicarse a su verdadera pasión.

Qué es la autorrealización

¿Pero qué entendemos por autorrrealización? No hay una definición única, por eso quiero ofrecerte la que yo comprendo que es la autorrealización. Si tienes otra idea acerca de ello, me encantaría que la compartieras en los comentarios de este artículo.
La realización personal muchas veces se asocia con la plenitud o felicidad. Es la última necesidad de la famosa pirámide de Maslow, la necesidad más elevada, que va más allá de uno mismo, y a través de la cual puedes crecer en todos los sentidos y contribuir al mundo. La autorrealización es una manera de vivir tu vida con significado, de sentir que lo que haces tiene sentido, aporta valor, es una forma de dejar huella, de ir más allá de tus propias necesidades y aportar tu granito de arena para crear un mundo mejor.
Suena demasiado bonito para ser verdad, ¿no? Pues créeme que conozco a muchas personas viviendo en su día a día esta emoción, y me considero una privilegiada por formar parte de este grupo de gente.

Realización y Valores

Y es que la realidad muchas veces nos muestra lo contrario. Seguro que conoces a no pocas personas (probablemente muchas) que no llevan una vida plena: odian su trabajo, se quejan constantemente, se sienten víctimas de sus circunstancias, culpan a otros de su malestar, saben que no viven bien pero no hacen nada por mejorar sus vidas, descuidan su salud, viven enganchadas a relaciones tóxicas o a vicios emocionales, aplazan continuamente sus verdaderas metas, viven autoengañadas y se dejan manipular por los medios de comunicación...
No es mi intención juzgar a esas personas. Es más, yo también en no pocas ocasiones me encuentro en ese otro lado. Somos seres humanos, al fin y al cabo, y nadie puede tener una vida perfecta las 24 horas del día.
La pregunta aquí es: ¿por qué nos comportamos así muchas veces?, ¿qué nos impide realizarnos y vivir plenamente? 
La respuesta tiene mucho que ver con conocer nuestros valores. Saber qué es importante para cada uno de nosotros, por qué lucharíamos, qué nos da plenitud, felicidad y sentido a nuestra vida.
Porque no hay un sólo camino. Decir que para autorrealizarte debes tener un trabajo que te apasione sería muy limitado. Hay tantos caminos como personas en el mundo. Tal vez tu realización personal esté en tu ámbito familiar o en un deporte, un hobby, o en una actividad altruista como voluntariado que realizas en tu tiempo libre.

Entonces, ¿para qué necesitamos realizarnos?

El problema es que si no llenamos nuestra vida de ese sentido, sentiremos un gran vacío e insatisfacción personal y trataremos de llenarlo con actividades muchas veces tóxicas o innecesarias como vicios emocionales, patrones de comportamiento destructivos, actividades inútiles y emociones nada agradables.
Por eso, si aún no conoces tus valores, voy a pedirte que vayas a este post sobre cómo descubrir tus valores y hagas este ejercicio de autoconocimiento. Lleva su tiempo pero merece la pena. ¿Y si te das cuenta de que lo que más te preocupa en estos momentos es crecer como profesional pero tu trabajo actual no te lo permite? Te aseguro que de un análisis de valores pueden salir muchas respuestas a tus problemas o dificultades.
Volviendo a la pregunta inicial de este post: ¿para qué necesitamos realizarnos? Creo que la respuesta está bastante clara: para sentirnos más felices con nuestra vida, para experimentar satisfacción personal, plenitud, autoestima. Por supuesto, cada uno elegirá su propia respuesta. Pero ésta podría ser a grandes rasgos la idea principal detrás de este término que usamos tanto en el coaching y desarrollo personal.

Autorrealización y Cambio profesional

Por último, no puedo irme sin mencionarte lo más importante. Muchas personas asociamos la autorrealización a un trabajo con sentido, una actividad profesional que nos llena, nos aporta satisfacción y se convierte en nuestra misión o propósito en la vida.
Desde luego, si el trabajo ocupa un tercio de nuestra vida consciente, poder unir nuestra actividad diaria con ese propósito vital podría ser un gran acierto, ¿no te parece?
De hecho, mi labor como coach consiste en ayudar a las personas a encontrar su vocación, su misión o propósito en la vida a través de un trabajo que amen, que les guste y les haga sentir realizadas. Porque sé lo increíble que es sentir que tu trabajo te encanta, que no te importa estar un domingo a las 18:14 (hora real mientras estoy escribiendo esto) haciendo esa actividad que te proporciona placer, satisfacción, te enriquece y contribuye a otros.
No sé para ti, pero para mí ésta es la fórmula perfecta para sentirme realizada.

Maneras de autorrealizarte en el trabajo

Muchas personas que acuden a mí como coach, solicitando mis servicios, vienen precisamente por eso: porque también desean encontrar su pasión y quieren realizarse a través del trabajo, bien sea por cuenta ajena o emprendiendo su propio proyecto personal.
Y después de llevar sus procesos de reinvención, de autodescubrimiento y conocer de cerca sus principales miedos y preocupaciones, he llegado a la siguiente conclusión. Las personas que sienten una necesidad de reinventar su vida y dedicarse a algo que les haga realizarse profesionalmente suelen buscar una salida en aquellas profesiones que engloban un propósito vital o una misión personal. Más abajo hago un breve resumen de qué actividades son más propicias para reinventarte y conseguir la autorrealización.
Por cierto, ésta es una imagen que circula bastante por internet, en la que se muestra claramente cómo un propósito vital es la confluencia de varios factores, tales como la pasión, el talento y habilidades, sin olvidar que deberían pagarte por ello, para que puedas vivir de esta profesión, por lo que es necesario que mejores la vida de otros con lo que haces:
proposito-de-vida-diagrama-venn1

Ideas para reinventarte a través de tu pasión

No olvides que no se trata de encontrar sólo lo que te apasiona, sino comprobar que tienes habilidades o talento para ello, sin olvidar que es necesario también encontrar la manera de vivir de ello, cobrando por ese trabajo que te llena:
  • Ayuda a otros
    • psicoloíga, coaching, terapia, sanación
    • voluntariado
    • trabajo social
  • Creatividad y expresión artística
    • literatura, moda, fotografía, cine, vídeo, música, danza, manualidades
  • Transmisión de conocimiento que ya posees o vas adquiriendo
    • blogging, marketing, finanzas, cocina, nutrición, viajes, espiritualidad, etc.
  • Innovación, internet y tecnología
  • Educación, enseñanza y formación
  • Ecología, medioambiente, defensa de derechos humanos
Son sólo algunos ejemplos y desde luego hay muchos más que podríamos añadir a esta lista.
¿Y tú te has reinventado ya? ¿De qué manera lo has hecho? Y si aún estás en el camino, ¿se te ocurre cómo podrías reinventarte después de leer este artículo?