martes, 28 de junio de 2016

"Un tema que es bello en sí mismo no da ninguna sugerencia para el artista. Carece de la imperfección". Oscar Wilde

"Simplicidad"

“El compromiso de mantener la simplicidad en medio de un mundo complejo es un acto que requiere un delicado equilibrio… No podemos controlarlo todo. Pero el hecho de elegir la simplicidad siempre que sea posible incorpora en la vida el ingrediente de la libertad profunda, algo que nos resulta extraordinariamente esquivo, así como un sinfín de oportunidades para descubrir que menos puede ser más". -Jon Zabat- Zinn 

"Sentido trascendente"

Contrariamente al animal, el hombre carece de instintos que le digan lo que tiene que hacer y, a diferencia de los hombres del pasado, el hombre actual ya no tiene tradiciones que le digan lo que debe ser. Entonces, ignorando lo que tiene que hacer e ignorando también lo que debe ser, parece que muchas veces ya no sabe tampoco lo que quiere en el fondo. Y entonces sólo quiere lo que los demás hacen (¡conformismo!), o bien, sólo hace lo que los otros quieren, lo que quieren de él (totalitarismo)”.
Precisamente quien no encuentra un sentido trascendente por el que vivir, caerá inevitablemente en el vacío y la desesperanza que llevan al conformismo, a la inacción o al dejar que los otros decidan por él: no es que él esté vacío o no sea nada, sino que no sabe quién es ni qué quiere de su vida. Hasta que ‘eso otro o ese otro’ que instala el sentido en mi vida no aparece, más que vivir mi vida yo me dejo vivir entregando a otros mi propio poder y mi libertad. Por eso lo esencial de la condición humana es percatarse de ese carácter relacional constituyente por el que no dudamos en afirmarnos como “un dentro que necesita un afuera” (Emmanuel Mounier), o un “para sí para otro” (Maurice Nèdoncelle), porque hay algo más en mi vida que yo mismo, algo o alguien que me da motivos para ser y explica esta profundidad misteriosa que soy. 
Viktor Frankl 

"La gente que me interesa"

La única gente que me interesa es la que está loca, loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes sino que arde, arde como fabulosos cohetes amarillos explotando igual que arañas entre las estrellas". J. Kerouac. Ph:Loana J. Junco. 

 

Cuando el cerebro se pone en piloto automático

http://www.lanacion.com.ar/1912343-cuando-el-cerebro-se-pone-en-piloto-automatico 
Activa el ahorro de recursos cuando detecta situaciones repetidas
PARA LA NACION

Foto: Alma Larroca

De  acuerdo a un estudio de la Universidad de Duke, casi la mitad de las decisiones que tomamos cada día no son realmente decisiones. Las tomamos sin pensar, como parte de una rutina que constituye buena parte de nuestra vida. Durante esos períodos es como si nuestro cerebro se desconectara y dejara activado un piloto automático que toma el control momentáneo de nuestros actos.
En ese estado podemos realizar tareas realmente complejas sin siquiera darnos cuenta: por ejemplo, ¿cuántas veces, al ir por un camino ya conocido, nos encontramos manejando nuestro auto desde hace rato sin tener el menor registro de lo que estuvimos haciendo? Para poner en perspectiva la enorme dificultad de esa tarea basta recordar la cantidad de cosas en las que debíamos pensar cuando recién estábamos aprendiendo a conducir en el tránsito. Los más despistados, como quien escribe, podemos incluso mantener una conversación y, a los pocos segundos, no saber qué dijimos ni qué nos dijeron, pese a haber sido totalmente coherentes durante la charla.
Esa base de actos y decisiones automáticas constituyen nuestros hábitos, y son un mecanismo de "ahorro de recursos" que el cerebro activa cuando detecta que se encuentra ante una situación repetida y que puede ser manejada en base a la experiencia pasada, sin pensar activamente.
La mayoría de los hábitos son útiles, otros inofensivos, pero algunos pueden ser nocivos. Y por su naturaleza misma, ¡el cerebro los activa sin que siquiera nos demos cuenta! Por eso un mal hábito es tan difícil de cambiar. Decidir: "Voy a bajar de peso" o "voy a dejar de tomar" en general no funcionan, porque lograrlo requiere alterar una conducta rutinaria que se inicia sin pensar. La buena noticia es que la neurociencia puede venir en nuestro auxilio. Estamos empezando a entender mejor el mecanismo por el cuál un hábito se forma o se elimina y podemos hackearlo para usarlo a nuestro favor. Todos tienen una estructura en común: un disparador que los activa, una conducta mecánica y algún tipo de recompensa al final.
Muchas publicidades se aprovechan de este mecanismo, asociando el supuesto placer de consumir un determinado producto (por ejemplo, la bebida refrescante marca X) a alguna actividad habitual que le sirva como disparador (la práctica de deporte). Si logran de ese modo crearnos un hábito después es muy difícil romperlo.
Identificar con cuidado los disparadores y las recompensas puede ayudarnos tanto a eliminar malas costumbres como a incorporar otras deseables. En un estudio realizado en Alemania, le propusieron a un grupo de corredores novatos que al final de cada corrida se premiaran con un chocolate. De este modo, perdían parte de las calorías quemadas pero asentaban el hábito con una recompensa al final. Después de seis meses, 58% más se habían vuelto corredores habituales comparados con un grupo similar que no consumió la golosina. ¡En algún sentido somos como las mascotas que necesitan recibir un premio cuando hacen algo bien! Mejor aún: tras esos meses la mayoría había reemplazado la recompensa del chocolate por el placer que brindan las endorfinas generadas por la propia práctica deportiva.
En el vertiginoso mundo actual, las variaciones del contexto nos enfrentan con más frecuencia que nunca antes a la necesidad de modificar nuestras costumbres. Pero no basta con saber qué hay que cambiar. Es también esencial aprender cómo hacerlo. Entender cómo funcionan nuestros hábitos es una herramienta esencial para lograrlo.

Abre nuevos caminos!!

¡Seguimos sumando ideas para hacerle frente al frío! ¡Cuentenos las suyas!

Aprendizaje

Infografía: Corteza visual primaria

La corteza visual primaria (o V1) recibe la mayor parte de las aferencias del cuerpo Geniculado lateral (que es un núcleo del Tálamo) y las proyecta hacia las otras áreas occipitales.
V1 es el primer nivel de procesamiento visual en la jerarquía cortical.
V1 es funcionalmente heterogénea; esto quiere decir que tiene más de una función. Esta diversidad funcional se observa en el hecho de que V1 procesa tanto el color, como el movimiento y la forma del estímulo visual.
El hecho de que V1 (así como también otras cortezas visuales) procese el color del estímulo visual es importante porque hasta no hace mucho tiempo atrás se pensaba que la percepción cortical del movimiento o de la forma eran “daltónicas”. Actualmente ha quedado claro que la visión del color es esencial para el análisis de la posición, profundidad, movimiento y estructura de los objetos.
V1 funcionaría como una especie de buzón de correo en el cual diferentes tipos de información son ensamblados antes de ser enviados hacia áreas visuales más especializadas.
La información sobre el color del estímulo es enviada de V1 hacia V4 (especializada en el procesamiento del color). La información sobre el movimiento del estímulo es enviada de V1 hacia V5 (especializada en el procesamiento del movimiento). La información sobre la forma del estímulo es enviada de V1 hacia V3 (especializada en el procesamiento de la forma).
Así vemos que la visión comienza en V1, que tiene múltiples funciones, y luego su procesamiento continúa en áreas más especializadas.
Bibliografía:
• Barbur JL, Watson JD, Frackowiak RS, Zeki S. Conscious visual perception without V1. Brain. 1993 Dec;116 ( Pt 6):1293-302. PMID: 8293272.
• Clarke S, Miklossy J. Occipital cortex in man: organization of callosal connections, related myelo- and cytoarchitecture, and putative boundaries of functional visual areas. J Comp Neurol. 1990 Aug 8;298(2):188-214. PMID: 2212102.
• Felleman DJ, Van Essen DC. Distributed hierarchical processing in the primate cerebral cortex. Cereb Cortex. 1991 Jan-Feb;1(1):1-47. PMID: 1822724.
Colaboración y revisión:
Dr. Roberto Rosler
• Médico Neurocirujano egresado con Diploma de Honor, Universidad de Buenos Aires.
• Docente Adscrito a la Cátedra del Departamento de Neurocirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.
• Profesor de Neurofisiología de la Carrera de Médico Especialista en Neurología de la Universidad de Buenos Aires.
• Profesor de Neurología y Neurocirugía I de la Facultad de Ciencias Médicas de la Pontificia Universidad Católica de Buenos Aires (UCA).
• Coordinador y Profesor de Neuroanatomía de la Maestría en Neuropsicología de la Escuela de Medicina del Instituto de Medicina del Hospital Italiano de Buenos Aires (IUHI).
• Profesor de Bases biológicas y neurológicas de la conducta de la Facultad de Psicología de la Universidad de Belgrano (UB).
Dr. Carlos Logatt Grabner
• Doctorado en Medicina, Universidad de Buenos Aires.
• Máster en Neurociencia y Biología del Comportamiento, Universidad de Murcia.
• Médico Especialista en Oncología, Hospital Militar Central Cirujano Mayor Dr. Cosme Argerich.
Ilustración de uso libre, sólo se pide citar la fuente (Asociación Educar).
Asociación Educar
www.asociacioneducar.com 

4D, Dream, Soñar el futuro:

"No soy un santo. Al menos
que para ti un santo sea un
pecador que simplemente
sigue esforzándose".
Nelson Mandela

lunes, 27 de junio de 2016

No busques culpables, busca soluciones

No busques culpables, busca soluciones

LA MEJOR ACTITUD CONSISTE EN ESFORZARSE POR SER MEJOR QUE EL DÍA ANTERIOR

"La amistad duplica las alegrías y divide las angustias por la mitad". Sir Francis Bacon

http://www.pilarjerico.com/cuatro-claves-para-romper-con-una-amistad-toxica?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+PilarJerico+%28Pilar+Jerico%29  por  
amistades toxicas
Cada vez que quedas con un cierto amigo o amiga (o hablas por whatsapp), te quedas con sabor amargo. Puede que sea por sus comentarios sutiles, bromas pesadas que no te hacen ni pizca de gracia o porque abre el muro de las lamentaciones que te dejan agotado. Sea lo que sea, te hace sentirte mal. Pues bien, ha llegado el momento de darte cuenta de que quizá te estés enfrentando a una relación tóxica, aquella que te desgasta de energía y que no aporta en ambos sentidos. Las personas cambiamos y aquella amiga o amigo del alma, con el que compartías penas y glorias, ya no es el mismo y se ha convertido en alguien que es mejor evitar. Veamos cuáles pueden ser los motivos para que una amistad se haya convertido en “tóxica”:
  1. Porque tu “amigo” te tiene envidia. Puede que sea la principal causa. Es una emoción profundamente escurridiza. Quizá ni hayas sido consciente de que esa persona a lo largo del tiempo ha ido labrando una envidia hacia a ti, que le lleva a darte malos consejos en tu relación con hombres o mujeres, que se alegra de que hayas fracasado en algo o que critica cualquier cosa que te haya ido bien.
  2. Porque te coge de chivo expiatorio para hacerse el gracioso. Le gusta el poder en el grupo y se aprovecha todo el tiempo de ti para quedar por encima de todos. Te puede hacer comentarios, que te dejan en un mal lugar o llega a ridiculizarte bajo la excusa: “son bromas, no te lo tomes así”. Normalmente, ese tipo de personas van con su séquito, que le ríen las gracias aunque sea a costa de ti. Y, cuidado, tanto su séquito como él son tóxicos.
  3. Porque tiene una gran rigidez mental y no para de cuestionarte. Esto ocurre si tu “amigo” es de los que se sienten jueces del mundo y carecen de autocrítica para ellos mismos. Puede que en el pasado los dos estuvierais más alineados en gustos o en formas de ver la vida (de pequeños todos somos más parecidos). Sin embargo, uno ha cambiado profundamente y la diferencia con el otro es abrumadora. En vez de entenderlo tu “amigo” o “amiga” como respeto o aprendizaje, la diferencia la convierte en una crítica constante. ¿Motivo? Puede ser de nuevo envidia, nostalgia o inseguridad. En cualquier caso, los comentarios y los constantes juicios vuelven a ser tóxicos.
  4. Porque es cansino con sus problemas. Se apoya en ti para contar lo mal que va su vida y no para de hablar de sus desgracias, no escucha, su vida siempre es peor que la tuya y etc., etc., etc. Normalmente, las personas que refuerzan su autoestima en dar pena a otros necesitan de alguien que les escuche. Si te ha escogido a ti y tú no compartes esta tendencia, las conversaciones te pueden agotar profundamente.
Todo lo anterior puede que no sea ni la primera ni la segunda vez pero tú sigues viéndole, por diversos motivos. Pues bien, veamos qué podemos hacer para comenzar a cuidarte un poco más:
  1. Deja de fantasear con que tu “amiga” vaya a cambiar. Las personas somos lo que somos y, con el tiempo, vamos acentuando una de nuestras facetas. Es posible que tu “amiga” o “amigo” sea muy simpático, te rías mucho pero te tiene envidia, por ejemplo. Esto último no lo puedes tú cambiar y es lo que te lleva a aguantar muchos comentarios incómodos. Por lo tanto, acepta que él es así y acepta también que esa parte te hace daño.
  2. Pon límites. Aunque compartáis una misma pandilla, quizá sea el momento de decir basta. Tienes derecho a que se te respete. Ni aceptes bromas que no te gustan ni comentarios a tus espaldas. Confróntale. Puedes quedar un día con él o con ella, se lo dices y le das una oportunidad. Si no lo reconoce o si persiste, es mejor buscar otros amigos que aguantar el dolor de no ser respetado (y al fin y al cabo, a los amigos los escogemos, ¿no?).
  3. Desahógate y agradece. Escríbele una carta aunque no se la mandes para agradecer el pasado, desearle suerte en el futuro y comenzar una vida separados. La rabia tampoco es una buena emoción para ti y no vale la pena mantenerla hacia nadie.
  4. Y sé firme en tu decisión. Puede que te hayas dicho muchas veces que no querías volver a verlo o verla, pero por influencia de otros o porque te da pena la situación, tiendes un puente y pasado un tiempo vuelves a las andadas. En ese momento te enfadas con él y contigo mismo por haber recaído. Por ello, y si ya te ha ocurrido más veces, sé firme. Nada es eterno, ni la amistad. Y esa persona perteneció a tu pasado y muy probablemente, el futuro te aguarde mejores amigos para crear relaciones mucho más saludables si eres capaz de romper con las tóxicas.

La amistad duplica las alegrías y divide las angustias por la mitad.
Sir Francis Bacon

Fuente imagen: Kampaii.com

"La falta de atención es la negación de la vida, ya sea limpiando ventanas, ya intentando escribir una obra maestra". Nadia Boulanger

“Si aumentas la conciencia, los cambios en tu vida vienen solos”

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20160611/402426129962/si-aumentas-la-conciencia-los-cambios-en-tu-vida-vienen-solos.html
Jon Kabat-Zinn, biólogo molecular, investigador y promotor de ‘mindfulness’ en Occidente
Tengo 72 años. Catedrático de Medicina en la Universidad de Massachusetts. Llevo 47 años casado, 3 hijos y 3 nietos. Debemos aprender a vivir juntos con nuestras diferencias. La diversidad es una fuerza positiva. Me interesa la experiencia directa de la interconexión, pero no las creencias
“Si aumentas la conciencia, los cambios en tu vida vienen solos”
 

El reto del científico

Se levanta a las cuatro de la mañana desde hace más de 40 años para dedicar una hora a la meditación y otra a la práctica del yoga. Yo salto como una pulga: “¡Quiero vivir, ver a los amigos!”.“ Diversión –me contesta con una sonrisa– etimológicamente significa salirte de tu ruta, y si estás enfermo o tienes problemas, es mejor que los resuelvas. Y sabemos científicamente que con la práctica de la atención plena podemos restablecer nuestro equilibrio mental y corporal, estimular la curación y el bienestar. Pero tiene razón, es muy difícil cambiar de estilo de vida”. Un reto que explica paso a paso ensu ya clásico Vivir con plenitud las crisis ( Kairós), que ha revisado y ha puesto al día con los nuevos estudios científicos.
Mi madre, que vivía conmigo, murió a los 101 años. Los últimos 25 años con ella fueron una delicia.
¿Por qué?
Era pintora y a medida que envejecía experimentaba el mundo como Monet: veía formas de luz que la mayoría no observamos. Mi padre era un científico de renombre mundial, experto en el sistema inmunitario. La suya era una polaridad muy interesante.
Polaridad que usted ha integrado.
Cierto, descubrí la meditación zen a los 21 años y desde entonces he investigado de manera científica las capacidades del mindfulness (atención plena) para sanarnos. He demostrado la eficacia de una práctica espiritual milenaria y la he puesto a caminar en Occidente.
¿Por qué le dio por meditar?
En aquella época trabajaba en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) con el premio Nobel Salvador Luria. Estábamos desarrollando la comprensión del genoma, todo era muy interesante, pero me sentía infeliz. En el MIT se desarrollaban armas para el ejército y estábamos bombardeando un país, Vietnam, que ni siquiera tenía fuerza aérea.
Momentos turbulentos.
Philip Kapleau, experiodista, explicó en la conferencia que tras cubrir los juicios de Nuremberg comenzó a tener terribles jaquecas que consiguió sanar retirado en un templo zen. Empecé a meditar una hora diaria para comprobar si eso era posible y nunca lo he dejado.
¿Cómo consiguió aplicarlo a la ciencia?
Tuve suerte, se abrieron puertas que me permitieron crear la Clínica para la Reducción del Estrés y el Centro de Atención Plena para la Medicina en la Universidad de Medicina de Massachusetts.
Sus colegas le debían de mirar raro.
Sí, pero obtuve resultados contundentes e inapelables. Desarrollé un programa (Rebap) para la reducción del estrés basado en la atención plena y en 1982 publiqué mi primer artículo científico sobre los beneficios en pacientes con dolor crónico y estrés. El año pasado se publicaron 674 artículos, es un crecimiento exponencial. Ha llegado el momento.
¿Qué propone usted?
La conciencia plena se ejercita prestando atención de manera activa en el momento presente y sin juzgar. Desarrollar la capacidad de abrazar la realidad de las cosas es curativo y transformador, cambia nuestro cerebro, tal como demuestran las investigaciones neurológicas.
Habla usted como un gurú.
Nuestro programa no tiene nada de alternativo, formamos parte de los departamentos de medicina y tenemos pruebas científicas. Los pacientes consiguen controlar el dolor crónico, la ansiedad, el pánico y paliar los efectos del cáncer o enfermedades del corazón, pero yo se lo recomiendo a cualquier persona.
Implica un cambio de vida.
Si aumentas la conciencia, los cambios en tu vida vienen solos. Requiere disciplina, pero lo más curioso es que no hay que hacer nada. Lo que propone la atención plena no es que uno cambie su vida, sino que se enamore de ella.
Sugestivo.
La atención plena te da otra manera de sostener tu experiencia desde la presencia, algo que no nos enseñan en la escuela. Te enseñan a pensar, pero a menudo el pensamiento no nos es útil a la hora de solucionar problemas vitales.
¿La atención plena lo consigue?
Hemos documentado los cambios experimentados por 20.000 pacientes que han seguido el programa de ocho semanas en nuestra clínica, y que en el mundo son millones de personas.
¿Meditar nos cambia el cerebro?
Regiones que tienen que ver con el aprendizaje y la memoria se ensanchan. La amígdala, la zona del cerebro que reacciona a las amenazas y secuestra la atención, se refuerza; se mejoran las conexiones neuronales e incluso se dan cambios en el genoma.
¿Se activan y desactivan genes?
Sí, por ejemplo los genes que tienen que ver con procesos inflamatorios y por tanto con el cáncer se inhiben. Y hemos comprobado que la densidad y el tamaño del cerebro, que se encoge con los años, deja de hacerlo si meditas.
¿Qué hay que entender?
Lo más difícil de entender es que no hay que hacer nada. No se trata de intentar cambiar, se trata de en lugar de vivir dormido, vivir despierto.
Siempre hay cosas en tu vida que no acaban de gustarte.
Ahí es donde la meditación funciona, porque el hecho de que te gusten o no depende sólo de tus pensamientos. La depresión está causada por una desregulación en el pensamiento, empiezas a rumiar y entras en una espiral negativa que acaba en trastorno.
¿El mindfulness lleva la atención a esos pensamientos negativos?
Si abrazas ese pensamiento, ya no continúa reproduciéndose. Sabemos que una mente distraída es una mente infeliz. Debemos acceder a la conciencia, un tipo de inteligencia innata de la que sabemos poco pero conocemos su poder.
Tenemos sólo algunas piezas del puzle.
Suficientes como para saber que la relación que mantenemos con nuestro cuerpo, nuestra mente, pensamientos y emociones, instante tras instante, nos aporta, si es la correcta, salud, bienestar y sabiduría. El cultivo de la atención plena es un acto radical de cordura, amor y compasión por uno mismo.

"Eres tu atención: donde pones tu atención ahí va tu vida". Francisco Alcaide

“La felicidad se puede medir y se puede enseñar”

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20160627/402783364322/la-felicidad-se-puede-medir-y-se-puede-ensenar.html
Martin Seligman, padre de la psicología positiva, director del centro Penn
Tengo 73 años. Nací en Nueva York y vivo en Filadelfia. Casado, 7 hijos y 4 nietos. Doctor en Psicología Experimental y en Humanidades. Soy centrista. Creo que Dios llega al final y no al principio, a muy largo plazo nosotros crearemos a Dios. Desapareces cuando ya nadie se acuerda de ti 
“La felicidad se puede medir y se puede enseñar”
 

Lágrimas de Seligman

Pasó de estudiar la depresión a investigar las bases, tanto psicológicas como neurológicas, del bienestar y la felicidad y cómo conquistarlas estimulando las fortalezas y virtudes humanas. Tiene varios libros publicados y un interesante test que está colgado en la red: Cuestionario VIA de Fortalezas Personales. Dirige el Centro de Psicología Positiva Penn (Universidad de Pensilvania) e imparte el máster Penn del programa de Psicología Positiva Aplicada. Me sorprende cuando al final de la entrevista, al explicarme que somos los humanos los que crearemos a Dios y que todo se resume a luz, estalla en llanto. Ha venido a Barcelona a dar un talleral equipo directivo de Bioibérica sobre cómo conquistar el bienestar.
Qué le llevó a estudiar las fortalezas humanas?
Cuando me nombraron presidente de la Asociación Americana de Psicología me propuse hacer bien mi trabajo y me dediqué a preguntar por el mundo qué hacíamos bien y qué hacíamos mal los psicólogos.
Eso es curioso, humilde e inteligente.
Descubrí que investigar y tratar los aspectos negativos y patológicos del ser humano (la ansiedad, el estrés, la depresión, el suicidio, las adicciones...) sabemos hacerlo muy bien; pero nadie se ocupaba de los aspectos positivos, de manera que la psicología no explicaba a la gente cómo llevar una buena vida.
De eso se encargaron algunos filósofos.
...Y no se trata de mostrar a la gente cómo no estar deprimido, no enfadarse o no tener ansiedad, sino de enseñarle a ser feliz. Me propuse estudiar las bases del bienestar psicológico y de la felicidad; y las fortalezas y virtudes humanas, todo dentro del marco de la ciencia.
¿A qué conclusiones ha llegado?
Que las emociones positivas, la calidad de las relaciones, en definitiva, la felicidad, se pueden medir y se pueden enseñar.
Pero uno tiene su carácter.
Se puede cambiar. Yo era un pesimista depresivo y he aprendido a ser optimista y alegre.
Pues cuénteme cómo.
Si analizamos las estadísticas de violencia, riqueza real, sanidad, educación, no hemos hecho más que progresar. La queja sobre el mundo en el que vivimos hay que repensarla, y en la vida personal hay que cambiar de actitud.
Sin señalar lo negativo, ¿cómo lo mejoras?
Supongamos que identificando los aspectos negativos de un paciente la psicoterapia consigue sacarlo de su pozo (lo que sólo ocurre en el 65% de los casos), es decir, que pase de menos diez a cero; pero así no se consigue que sea feliz.
Eso es mucho pedir.
Las habilidades (optimismo, templanza, coraje, humanidad, autoestima, gratitud...) están por encima de cero. Potenciar nuestras fortalezas es una forma de potenciar el bienestar.
¿Cómo lo hizo usted?
Durante veinte años investigué el pesimismo. Pero personalmente, cuando me sorprendía pensando de manera negativa, reconocía esos pensamientos pesimistas y buscaba argumentos realistas que los desmontaran.
¿Hay que discutir con uno mismo?
Sí, hasta desmontar la negatividad. Luego, para alcanzar el bienestar, hay que centrarse en cómo potenciar y desarrollar aquellas áreas en las que eres bueno en lugar de dedicarte a la prevención de lo problemático.
Aplíquelo, por ejemplo, a la depresión.
Las investigaciones demuestran excelentes resultados con la estimulación de emociones positivas como la alegría, la esperanza o la ilusión.
¿Hay pruebas científicas?
Muchísimas. Hemos demostrado que esas fortalezas humanas que se pueden aprender son eficaces barreras del trastorno mental. Y los estudios muestran que el optimismo tiene un efecto directo sobre nuestra respuesta inmune.
Deme un ejemplo.
En EE.UU. hemos medido condado a condado el pesimismo, la infelicidad y el aburrimiento; y resultan ser predictores mucho más eficaces de los infartos que la etnia, los ingresos, la educación, el sedentarismo o la obesidad.
Increíble.
Preocupados por la alta tasa de estrés postraumático en el ejército norteamericano (5%), me encargaron un estudio y un plan de choque. Y de nuevo el principal predictor no resultó ser la intensidad o crudeza del combate, es decir, el trauma en sí, sino el hecho de ser una persona catastrofista, que aumenta un 30% el riesgo de tener estrés postraumático.
Deme una pequeña herramienta.
Hay 24 virtudes que trabajar, pero, por ejemplo, en las relaciones es fundamental pasar de una actitud constructiva pasiva (“¡Felicidades por tu discurso!”) a la constructiva activa (“¿En qué momento te aplaudieron?”, ¿Qué dijiste?”, “¿Qué fue lo más emocionante?”...).
Eso sí es empatía.
La psicología siempre ha considerado que los motivos de la tristeza, la depresión o la ansiedad venían de fuera, pero hoy sabemos que dependen de lo que tú piensas sobre lo que te ha acontecido, eso es lo que genera el sentimiento.
Una cosa es lo que pasa fuera y te afecta, y otra, la falta de autoestima.
Es el mismo proceso, por eso en muchas escuelas de Estados Unidos enseñamos a los niños las habilidades del optimismo y hacemos un seguimiento en la pubertad, así hemos conseguido reducir a la mitad la tasa de depresiones.
¿Todo pasa por el raciocinio?
Yo trabajo sobre las estructuras cerebrales, ¡y estamos haciendo avances increíbles en neurociencias! Dentro de un mes se publicará un avance importantísimo sobre la indefensión aprendida (la sensación subjetiva de que no podemos hacer nada ante una situación). Steve Miller ha encontrado los circuitos cerebrales que la activan y desactivan. Yo los llamo los circuitos de la esperanza, podremos desactivar la depresión.
¿Cuáles son los elementos esenciales que pueden elevar el grado de felicidad?
Aumentar las relaciones y las emociones positivas, el compromiso (poner en práctica las fortalezas personales), el sentido y el logro (establecer metas que nos motiven a conseguirlas).

"La vida siempre es maravillosa. Mi consejo a los más jóvenes es que valoren hasta los detalles más ínfimos".

LA INNOVACIÓN ES EL PROCESO DE LA CREACIÓN Y GESTIÓN DE LAS IDEAS

https://ricardlloria.wordpress.com/2016/06/27/la-innovacion-es-el-proceso-de-la-creacion-y-gestion-de-las-ideas/ 
Tigre by Samuel Scrimshaw
INNOVACIÓN es el proceso de la creación y gestión de las ideas:
 “Pensar es fácil. Actuar es difícil. Actuar como se piensa es lo más difícil de todo” – Goethe
Si hay algo, que todos sabemos es que sin creatividad no hayinnovación, a lo que podemos decir, que sin ideas no podemos innovar, sin nuevos pensamientos tampoco.
Por eso, voy a intentar a través de los siguientes artículos o post ir desmembrando un poco el tema, si algo que he vivido en el transcurso de los años, y más en las empresas dónde se fabrican o se dan servicios con componentes de alta tecnología es que la innovación es el día a día, lo que hoy vale, mañana puede ser que sea obsoleto, esto nos da siempre un margen de maniobra realmente de trabajar con la palabra de lo “urgente”.
El otro día, mientras hablaba con un buen amigo, en una de esas charlas interminables, dónde nos encontramos varias personas, para comunicarnos, de tú a tú, de voz, cara a cara, estábamos hablando sobre lo que queremos que ocurra a lo que verdad sucede, sobre lo que escribimos a lo que real nos ocurre en nuestro día a día, muchas veces dista la realidad de la imaginación del propio artículo, incluso a veces por mucho que queremos innovar, ser diferentes, caemos en los mismos parámetros una y otra vez.
Parece que como seres humanos, tropezamos con las mismas piedras una y otra vez, a veces por no querer ver la piedra, elegimos a otra, pero a largo plazo no nos lleva a nada.
  • Por supuesto, necesitamos ideas.
  • Pero una vez que las tenemos, hacemos una selección de cuáles de ellas van a ser las más prometedoras porque nunca tendremos suficiente tiempo y recursos para ejecutarlas todas.
  • Y las tenemos que ejecutar, este es un paso crítico.
  • Porque la innovación tarda más de lo que esperamos, mantengamos a la gente que está dentro de nuestro equipo, grupo, u organización, que estemos todos comprometidos con el proceso como está sucediendo ( a menudo es un gran problema dentro de las grandes empresas, porqué hacer girar el “timón”, es más difícil que una empresa mediana o PYME ).
  • Y además de todo esto, haremos que la idea se propague hacía el exterior del grupo.
La mayoría de las organizaciones tienen muchas ideas. Nuestrosfracasos de innovación ocurren en otras etapas del proceso, tenemos herramientas disponibles para medir cómo lo estamos haciendo de bien a la hora hacer en cada uno de estos pasos.
Esto es lo que los resultados se ven como para muchas empresas si hiciéramos el Scamper,  que fue una técnica desarrollada por Bob Eberle en Prufrock Press, Inc. (1 de Julio de 2008) en el  libro“Scamper: Creative Games and Activities for Imagination Developement”:
La cual consiste en realizar una lista que mediante el control de los siguientes puntos podemos conocer en qué fase estamos de las ideas:
1)   Sustitución. (Acciones a realizar para poder bajar los costes, así mismo la búsqueda de alternativos.)
2)   Combinación (Acciones de combinación de ideas o de productos para que al final podamos obtener el mejor resultado en todos los sentidos (costes, calidad, servicio etc.)
3)   Adaptación (Acciones para poder adaptar las mismas ideas en diferentes sitios)
4)   Modificación (Acciones para prevenir un futuro no muy lejano, en caso de tener que modificar alguna idea, la cual no nos suponga el tener que rehacer  lo todo de nuevo)
5)   Poderlo usar con otras ideas.
6)   Eliminación (Acciones que podemos realizar a la hora de determinar que queremos eliminar para luego pasar de nuevo al punto 4, la modificación o punto 1, la sustitución)
7)   Reformar una idea (Acción de poder tomar de base una idea, la cual más tarde la podemos rehacer de nuevo partiendo de la misma base que otra idea.)
Si realizamos una tabla innovación por ejemplo esta, a título orientativo, para mirar de entender que fases son importantes, sin que las barras del gráfico sean del todo exactas en la infografía:
 ejemplo Tabla de innovación
Los resultados son la media de cada punto, y las puntuaciones bajas son las mejores. Si hay una puntuación de 0 a 5 en una categoría, entonces la empresa está en buen camino a la hora de innovar como podría ser, pero si la puntuación es aproximándose al 10, entonces tenemos grandes problemas, es decir, a cuanto más alto puntuemos en dónde se encuentra la idea, menos posibilidades tendremos de ver que esta pueda ir a producirse, también lo podemos hacer al revés, a cuanto más lleguemos al 10 mejor estamos, esto es libre de hacer como nosotros queramos.
Esto  puede tener sus mayores problemas en la selección de las ideas que perseguimos, esto es un bloque de “tropiezo” o de error, en la innovación muy común, muy grande. Esto es importante, porque si nosotros estamos eligiendo las ideas equivocadas a la hora de ejecutar, en realidad no importará cuántas ideas grandes y buenas tengamos, o lo bueno que seamos en la ejecución de las mismas.
Si hacemos una selección deficiente, nos  puede arruinar todo el proceso.
Las ideas están llegando
Las 10 maneras que podemos seleccionar las ideas
Si el simple hecho de generar ideas va a ser un problema en nuestro equipo,  organización, podemos seleccionar las ideas haciéndonos las siguientes preguntas.
¿Cómo podemos elegir una idea?
  1. ¿Qué cosa es la más interesante para nosotros? : este es el camino que muchos científicos eligen problemas para trabajar en sus estudios, en sus investigaciones, es bastante común en las empresas de tecnología,  nuevas empresas o empresas dónde la innovación sea parte del ecosistema (renovarse o morir). La ventaja de este enfoque es que al elegir la idea más interesante, vamos a mantener nuestro nivel de compromiso alto. El inconveniente es que la idea más interesante no es necesariamente el que crea el mayor valor para las personas, por lo que este enfoque puede dar lugar a importantes problemas de la  idea a la hora de su difusión.
  2. Cliente: esto es sorprendentemente más común de lo que parece a la hora de hablarlo con el cliente (al igual que lo es la elección de los precios). No tenemos muchas ventajas claras en este punto. Supongamos que la principal idea es, que este es el proceso, va ser el más fácil de seguir. Por lo que puede funcionar bien cuando la incertidumbre dentro del mercado es muy alta, o si tenemos un conocimiento profundo de las necesidades del cliente. El inconveniente es que en todas las otras situaciones, procesaremos con un poco más de trabajo a la hora de hacer el análisis, para un resultado mucho mejor. Otra versión es “adivinar” que idea le va gustar más al máximo responsable de toda la organización.
  3. Lo más valioso para los clientes: podemos obtener información sobre los clientes en un par de maneras: la validación del cliente, grupos de enfoque, en el crowdsourcing (como colaboración abierta distribuida o externalización abierta de tareas, y consiste en externalizar tareas que, tradicionalmente, realizaban empleados o contratistas, dejándolas a cargo de un grupo numeroso de personas o una comunidad, a través de una convocatoria abierta.),  involucrando al cliente en la co-creación . La gran ventaja de la elección de ideas basadas en la información de los clientes es que nos da una buena idea acerca de nuestro mercado potencial puede llegar a ser, por lo que nos facilitará que nuestra nueva idea se propague de la forma más fácil. El inconveniente es la gente a menudo no sabemos lo que queremos, por lo que este enfoque sólo nos da innovaciones “incrementales”.
  4. La cartera inversión en innovación o I+D+I: si utilizamos un fondo de inversión para la innovación de nuevos productos, servicios etc., intentemos asegurarnos que tengamos en el desarrollo de una buena mezcla de las ideas incrementales,extensiones en los mercados adyacentes y en las innovaciones radicales. Google y muchas otras empresas apuntan a una racionalización repartida la partida del fondo de inversión en 70/20/10 a través de estas tres categorías. Las desventajas de este enfoque es que puede ser un poco burocrático, lo que puede retrasar la innovación, sólo funciona cuando nuestra organización tiene una gran cantidad de ideas para trabajar en ellas, que no es bueno para los arranques. Para casi todas las otras organizaciones, sin embargo, esta es una excelente manera de seleccionar las ideas. También, hemos de contar que muchas veces el departamento de I+D+I, puede ir sacando nuevos productos/servicios o simplemente mejorándolos, ya sea con actualizaciones o pequeñas modificaciones, las cuales también el mismo fondo de inversión que habremos aprovisionado, en términos contables, para estas modificaciones.
  5. El proceso formal: los procesos de selección formales pueden tomar diferentes formas. Esta categoría incluye cosas como la apertura de etapa, utilizando un software de gestión de ideas (Mindmap cualquiera que sea útil para nosotros), el envío de todas las ideas a un gestor de la innovación, y así sucesivamente. Las ventajas y desventajas de estos enfoques son muy similares a los de las carteras de innovación. La trampa para evitar que aquí, es que estemos iniciando con la herramienta (de software o mindmap tradicional), en lugar empezar con nuestras estrategias, objetivos, cultura, y luego encontrar una herramienta que funcione en nuestro contexto.
  6. Resolvemos el problema más urgente: como adivinar, este enfoque es una práctica frecuente y profundamente defectuoso. Funciona bien en una crisis. En otras ocasiones, este enfoque dará lugar a la deriva estratégica, que nos puede llevar al desastre.
  7. Consultamos con “expertos”: podemos usar la ayuda de los expertos para que nos ayuden a calificar a las ideas que estamos eligiendo. Estas personas las podemos encontrar dentro de las propias organizaciones, es decir, los expertos internos, ya sea con un profundo conocimiento técnico o de gran experiencia a la hora de llevar a cabo el proceso de innovación. O podemos encontrar expertos externos o partes interesadas que se quieran implicar. Este proceso puede funcionar bien para las organizaciones más grandes, las ideas de mayor riesgo ( ya sea de lanzamiento de producto/servicio a gran escala o de inversión para el desarrollo de la misma idea con el departamento de I+D+I). Pero es demasiado lento para las ideas pequeñas.
  8. A la hora de la votación: de nuevo, esto lo podemos hacer internamente o externamente. Podemos usar de nuevo el crowdsource para su regeneración como si de una roscas se tratara, como si diéramos otro giro de tuerca , o utilizamos las paradas en los procesos de innovación utilizando nuestro propio equipo, además de importantes partes interesadas, o tenemos al equipo para votar dentro del software de gestión de la innovación. Las ventajas y desventajas de este enfoque son lo mismo que elegir qué es lo más valioso para nuestro  cliente.
  9. Experimentamos: este es mi favorito. Una buena manera de elegir las ideas es crear un “prototipo” o probar el mayor número posible en pequeña escala con las muestras que podamos tener. A continuación, todos los implicados que trabajan en el proceso nos tocará tener que “arrimar más el codo”, es decir, nos tocará trabajar más, pero si nos aseguramos que aprendemos todos tanto de lo que hacemos como de lo que no hacemos, es decir lo que hacemos mal, el error puro y duro. La ventaja aquí es que este enfoque está muy impulsado por los datos, funciona bien cuando nos enfrentamos a la incertidumbre, e incluso si hacemos “pequeñas apuestas” podemos conducir todas las ideas a  una innovación radical. La ventaja es que nosotros tenemos todos los datos sobre lo que funciona y lo que no, que es la mejor manera de elegir las ideas que merecen un mayor desarrollo. La desventaja es que quemamos los recursos humanos y no humanos (tiempo, dinero) en los prototipos que no funcionan.
  10. La combinación: Muchas organizaciones utilizan una combinación de estas herramientas. Por lo que he ido leyendo en diferentes artículos que se habla sobre la gestión de la empresa Google, esta utiliza “elegir el proyecto o idea más interesante para nosotros”, con su regla de tiempo de 20%, los ingenieros pueden trabajar en cualquier proyecto apelándose entre sí mismos. Pero luego usan un enfoque de la innovación dentro de  la cartera  de innovación para tomar las decisiones sobre qué ideas tienen y quieren para ampliar la propia dicha.
En realidad, utilizaremos una de estas herramientas para elegir la mejor herramienta. Podríamos estar experimentando, incluso hacer una hipótesis sobre qué método funciona mejor para nosotros, pero para saberlo lo hemos de probar. O siempre podemos solicitar que un panel de expertos lo haga por nosotros. O adivinarlo como si la idea hubiera caído por casualidad como si de una manzana cayera en nuestra cabeza para averiguar la gravedad de la tierra. 😉
El punto principal es evaluar el método que estamos utilizando en cada momento. Si nosotros tenemos un problema a la hora de la selección de una idea, entonces averiguamos dónde fallamos, que estamos haciendo, y de nuevo a probar, seguimos probando hasta que aparezca la correcta, sin desfallecer. Realizamos un seguimiento de datos sobre nuestras tasas de éxito, por lo que aprenderemos. Si las cosas no mejoran, intentemos con otra herramienta, y así sucesivamente, para volar hay que aprender a volar, sino no volaremos nunca.
“Culto es aquel que sabe dónde encontrar lo que no sabe.”
GeorgSimmel
Gracias por leerme, por disfrutar, y sobre todo que te haya ayudado.
Seguiré escribiendo, y aportando.