miércoles, 25 de marzo de 2015

RANDOM HOUSE MONDADORI

Parroquia del Pilar en la Recoleta.

PROPONER UNIVERSOS MÁS QUE VENDER MATERIALIDAD

http://www.claseejecutiva.cl/blog/2015/03/publicidad-%C2%BFfenomeno-solo-comercial/ 
La publicidad crea y administra los contenidos simbólicos que una marca captura para sí y otorgan valor a sus productos. Al hacerlo, rebasa su calidad de instrumento comercial, convirtiéndose en manifestación sociocultural.

Si bien la actividad publicitaria es reconocida por su dimensión creativa, el proceso de comunicación tiene como actividad intrínseca a la investigación.  
 La publicidad constituye una práctica comunicacional intencionada, que estructura y estimula los mercados y el desarrollo económico, al promover la activación del consumo por medio de dotar de un cierto sentido y diferenciación a marcas y productos. De hecho sus alcances exceden el ámbito comercial y cruzan por igual la política, la cultura y lo institucional.
El lenguaje publicitario, sus lógicas, formatos y técnicas, constituyen la manera actual de hablar en el espacio público (veamos Twitter, si no) y el modo cada vez más universal con que las organizaciones se relacionan con sus diversas audiencias (lógica del Power Point incluida para diversas reuniones).
Para entender esta relevancia de la publicidad hay que abandonar su sola concepción como la última de las 4P del marketing tradicional. Pues lo que hace la publicidad hoy tiene mucho menos relación con la venta de materialidades y funcionalidades —como son los productos— que con proponer universos de sentido, esto es, modos de sentir, pensar, emocionarse, etc., a partir de los cuales las personas definen sus formas de interacción con el mundo, incluyendo las relacionadas con el consumo.
Para hacernos cargo de esta dimensión es importante comprender que los objetos que usamos a diario no cumplen exclusivamente una función utilitaria. Un auto no solo nos transporta ni un vestido solo nos cubre. Un auto y un vestido, con su particular estilo, textura, forma, color, calidad y, sin duda, marca, son medios que indican una pertenencia a determinados grupos y que distancian respecto de otros. Existe así una íntima conexión entre el consumo material (de bienes concretos) y el mundo cultural y simbólico, que condensa las significaciones asociadas a estos.
La publicidad como discurso promueve dentro de la sociedad determinados modelos y valores culturales. Y lo hace a través de las representaciones que crea y transmite en los anuncios; esas historias sintéticas, persuasivas, a veces tiernas otras eufóricas, irreverentes o heroicas, que dotan a aquellas entidades inmateriales e imaginarias —a medio camino entre la corporación y los productos— que son las marcas, de un contenido y una personalidad que las distingue dentro de una categoría.
En este proceso, la publicidad no solo es instrumento para la preferencia y la venta. Es productor cultural y agente de socialización. Propone valores, aspiraciones, estilos de vida, formas de relación, comportamientos, que recoge del contexto sociocultural. Por esta vía educa los gustos y las preferencias de las audiencias, siempre más vastas que aquellas que materializan una compra. Se valore o no, el fenómeno publicitario es en definitiva más amplio, y en este reconocimiento radica hoy su eficacia y desafío en cuanto instrumento para la comercialización.

PUNTO DE PARTIDA: LA INVESTIGACIÓN

De “Dueña de casa” a “Dueña de la casa”. Una propuesta estratégica de Almagro basada en el conocimiento íntimo del consumidor. Un caso a ser explorado en www.marketingtowomen. cl/sitio/presentaciones/JuanPabloMartinez.pdf
Si bien la actividad publicitaria es reconocida por su dimensión creativa (el nuevo arte de masas como se señala), el proceso de comunicación tiene como actividad intrínseca a la investigación. Ella permite formular las preguntas pertinentes para entender el contexto en que se desenvuelve una marca, encontrar vías de conexión con los consumidores y evaluar su éxito una vez realizada.
En plazos siempre ajustados, esta investigación precisa de objetivos claros y bien definidos, que orienten las necesidades de conocimiento y faciliten la selección de las herramientas pertinentes. Los métodos aquí utilizados son muy similares a los disponibles en general en el mercado. Una distinción básica al respecto los separa en métodos cualitativos y cuantitativos.
Los métodos cualitativos apoyan en especial la función de planificación estratégica de marca al permitir explorar los aspectos más íntimos de la relación marcas-personas. Estos instrumentos se focalizan en los públicos objetivos, buscando insights relevantes para crear conexiones emocionales y racionales sólidas y de largo plazo.
Dentro de ellos, los focus groups (grupos focales) son una herramienta pertinente y altamente usada. Para que cumplan su propósito, el investigador debe adoptar una postura definida con antelación frente al problema y crear una pauta de investigación donde se prioricen los temas racionales y emocionales a sondear en profundidad en la sesión.
El uso de técnicas que apuntan a develar aspectos más “inconscientes”, como fórmulas proyectivas y uso de imágenes, aporta a mostrar los espacios desde donde los mensajes deberán ser creados y serán decodificados. Permiten también conocer las reacciones más explícitas y las que implícitamente afectan el desempeño de una pieza publicitaria al momento de interactuar con sus audiencias.
La etnografía ha tenido un espacio también importante en publicidad, al posibilitar una inserción a fondo en el mundo de las personas y en la compleja trama simbólica que se teje en su relación con los productos, en las formas personales que existen de apropiación y en los modos en que estos adquieren sentido en la vida cotidiana.
Mediante esta técnica se busca ingresar en el universo simbólico que una marca genera con su interlocutor, volviéndose parte de su vida. Es un objetivo ambicioso que requiere conocimiento sobre cómo se captan las prácticas culturales en entornos diferentes. Bien ejecutada es una de las herramientas que aporta más información “fina” al proceso de captura de insights para la publicidad.
Los métodos cuantitativos, basados en encuestas y muestras representativas, por su parte, sirven para evaluar y desarrollar piezas creativas con enganche y eficiencia desde la perspectiva de su desempeño simbólico y del cumplimiento de los objetivos comerciales.
La evaluación puede ser realizada antes que un anuncio salga al aire: pretesteos, así como una vez que tenga un grado de exposición importante: postest, que busca medir el impacto de la pieza y su aporte al patrimonio de marca.
Es importante considerar que la evaluación comienza con el proceso de confección del brief de campaña. Al fijar los objetivos que guían la elaboración de una pieza se establece qué deberá ella cumplir cuando impacte a los consumidores. En la fase de pretest, la investigación se focaliza en evaluar la ejecución del comercial y su adecuación a esos objetivos.

HACER CRECER EL VALOR DE LA MARCA

Entre sus objetivos más relevantes, la publicidad tiene el de hacer crecer el valor de una marca. Las herramientas de medición potencian este propósito. El rol del trabajo publicitario es cuidar que los componentes creativos, la historia relatada y el rol de la marca cohabiten en un sano equilibrio. Esto hace que la pieza sea eficiente en generar un vínculo y transmitir un mensaje que contribuya a robustecer el posicionamiento y la marca.

EL PROCESO PUBLICITARIO: CINCO PASOS

1 ESTABLECIMIENTO DEL CONTEXTO DE COMUNICACIÓN:

Se definen las necesidades de información para comprender los aspectos más “duros” del negocio y las variables “blandas”.

2 GENERACIÓN DEL BRIEF DE COMUNICACIÓN

• Recopilación de información: El brief debe contener toda la información pertinente resumida en los objetivos de márketing y ventas junto con toda la información sobre el consumidor.
• Desafío de comunicación: Etapa de clarificar el desafío que la agencia enfrenta en lo creativo y estratégico dentro de un mercado específico.
• Planificación de la difusión: Determinación del mapa de medios a través del cual los mensajes llegarán a los públicos objetivos
• Acción creativa: Corresponde un preguntar exhaustivo por las bases desde donde producto y usuarios establecen su relación.

3 DESARROLLO DE LAS PROPUESTAS CREATIVAS Y ESTRATÉGICAS:

En lo creativo implica definir el concepto y las piezas. Los estrategas, por su parte, efectúan planteamientos basados en datos y conocimientos de la categoría y de la relación de las personas con ella. Los expertos en medios despliegan un plan concertado para que los mensajes lleguen en un contexto de sentido a las audiencias.

4 IMPLEMENTACIÓN DE LA CAMPAÑA:

Aprobada la propuesta estratégica, creativa y de medios por el cliente, se ponen en marcha las acciones que llevarán las piezas a los consumidores.

5 RETROALIMENTACIÓN DE METAS:

Tiempo de medición y reflexión sobre el grado de cumplimiento de las metas de negocio.

hooooola, se acuerdan cuando me CASE CON EL ARTE en Malba, toda vestida de blanco?

En Barra De Valizas.










Los abrazos protegen del estrés y de las enfermedades

http://www.tendencias21.net/Los-abrazos-protegen-del-estres-y-de-las-enfermedades_a40074.html 

Un experimento comprueba que reducen los síntomas del resfriado común


Un estudio realizado en Estados Unidos ha comprobado que los abrazos y el apoyo social reducen los síntomas del resfriado común. En el experimento, se expuso a los participantes a dicha enfermedad, y luego se observó cómo respondían a ella según fueran más proclives al conflicto o al abrazo.  

i
Elisabeth Louise Vigée-Lebrun, Madame Vigée-Lebrun et sa fille, autorretrato de Louise Élisabeth Vigée Le Brun con su hija (1789). Fuente: Wikipedia.
Elisabeth Louise Vigée-Lebrun, Madame Vigée-Lebrun et sa fille, autorretrato de Louise Élisabeth Vigée Le Brun con su hija (1789). Fuente: Wikipedia.
¿Quién no ha tenido la fortuna de sentir un abrazo o el apoyo de sus allegados durante un mal momento? Tras un gesto de ese tipo, se siente uno aliviado de parte del estrés del momento. No obstante, cabe preguntarse si existe una base científica que justifique este alivio y si este apoyo social y estos abrazos, al reducir el estrés, son capaces de influir en la salud. Un estudio publicado en Psychological Science sugiere que sí. 

El objetivo de la investigación, realizada por varios equipos de la Universidad Carnegie Mellon (Pensilvania), el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Virginia y la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, todos de los Estados Unidos, era contemplar el papel del apoyo social percibido y de los abrazos recibidos a la hora de amortiguar el efecto de la susceptibilidad a enfermedades infecciosas inducida por estrés interpersonal

El equipo a cargo del estudio se valió de una muestra de más de cuatrocientos adultos y concluyó que entre los afectados por el virus del resfriado común que sentían que se les brindaba apoyo social y se les daban más abrazos, los síntomas eran menos acusados, explica el servicio de noticias de la Comisión Europea, Cordis

Cuestionario sobre los abrazos 

El equipo se valió de un cuestionario para investigar las impresiones de los participantes con respecto al apoyo social percibido, y de entrevistas telefónicas nocturnas realizadas durante dos semanas para evaluar los conflictos interpersonales diarios y la cantidad de abrazos recibidos. 

El equipo expuso luego a los participantes a un virus que provoca el resfriado común y los observó en condiciones de cuarentena para así valorar la infección y los síntomas de la enfermedad. 

Los resultados del estudio apoyan la idea de que, al percibir un apoyo mayor, se crea una protección contra el riesgo de infección, asociado este en mayor medida con una mayor frecuencia de conflictos. En el resumen del estudio se apunta además que los abrazos ejercen un efecto amortiguador del estrés y que estos son responsables de un 32% del efecto atenuante de dicho apoyo.

Otros efectos 

En suma, la percepción de más apoyo y la mayor frecuencia de los abrazos se asocian a síntomas menos graves de la enfermedad. Según el equipo, estos datos respaldan la capacidad de los abrazos para comunicar apoyo social. 

En Scientific American se destacan otros efectos positivos observados en el estudio, como por ejemplo una percepción general más marcada del apoyo social, indicada por una puntuación mediana elevada en el cuestionario, y una mayor probabilidad de recibir abrazos en lugar de verse inmersos en conflictos. 

No obstante, si el apoyo percibido y la mayor frecuencia de abrazos se corresponden con síntomas menos graves, ¿qué ocurre cuando se eliminan ambos factores? 

Tal y como se explica en Scientific American, esta es "la otra cara de la moneda": "La soledad y una red de apoyo social reducida guardan relación con una respuesta menos intensa de los anticuerpos a la vacuna contra la gripe, en comparación con otros sujetos que sienten lazos sociales intensos. En los pacientes socialmente aislados con arteriopatía coronaria se aprecian tasas de supervivencia menores que en los que sí mantienen relaciones sociales intensas, incluso tras compensar los factores demográficos, de gravedad de la enfermedad y la angustia psicológica".

Referencia bibliográfica: 

Sheldon Cohen et al.: Does Hugging Provide Stress-Buffering Social Support? A Study of Susceptibility to Upper Respiratory Infection and IllnessPsychological Science (2015). DOI: 10.1177/0956797614559284.

Desiree

El Cabo Polonio

La gratitud y otros afectos positivos pueden hacer felices

http://www.tendencias21.net/La-gratitud-y-otros-afectos-positivos-pueden-hacer-felices-a-los-ricos_a40076.html 

El materialismo, por el contrario, reduce la satisfacción vital


Aunque suene a tópico, el dinero no da la felicidad porque no garantiza unas óptimas relaciones sociales, que son esenciales para la satisfacción humana. Sin embargo, los individuos agradecidos y con otros afectos positivos muestran una relación menor entre materialismo y afectos negativos, ha revelado un estudio. Sus autores concluyen a raíz de él que, para superar los efectos nefastos del materialismo excesivo en la psique humana, se han de potenciar los comportamientos prosociales. Por Marta Lorenzo. 


Una vez que ha cubierto nuestras necesidades más básicas, la capacidad del dinero para hacernos felices parece bastante limitada. Al menos, así lo han constatado numerosos estudios; aunque otros (menos) hayan indicado lo contrario: por ejemplo, una investigación de 2009 reveló que manejar o contemplar dinero puede aliviar tanto el dolor físico como la angustia por el rechazo social; y otra de 2010 que el dinero puede hacernos más felices, si mejora nuestro estatus social. 
  
Pero, como decíamos, la lista de investigaciones con resultados opuestos a estos es bastante más larga. De ellas emerge a menudo la siguiente explicación: el dinero no da la felicidad porque con él no podemos comprar ni el amor ni a los amigos; y se ha demostrado que en la buena calidad de las relaciones sociales radica, en gran parte, la felicidad humana. 
  
Un equipo de científicos de la Universidad de Baylor (EEUU) se ha empeñado ahora en ir más allá para comprender la cuestión. Por ello, se ha preguntado lo siguiente: por qué ser ricos no nos hace más felices. 
  
Materialismo y satisfacción vital 
  
Por un lado, tenemos el materialismo; y por otro, la satisfacción vital. El primero depende del dinero que se tenga y del uso que se le dé; y el segundo, como se ha dicho, depende en gran medida de nuestras relaciones sociales. 
  
Partiendo de ambas premisas, los investigadores se preguntaron si moderando de algún modo esas relaciones sociales, las personas materialistas podían ser menos infelices, y pasar a estar más satisfechas con su suerte. 
  
Los investigadores explican, en un comunicado difundido por AlphaGalileo, que dada la relación negativa entre el materialismo y las emociones sociales positivas -como la gratitud-, era lógico pensar que este tipo de emociones puedan modelar o cambiar la forma en que los materialistas perciben su satisfacción vital. 

Intentar ser felices, a pesar de ser ricos 
  
Para probar su teoría, realizaron un cuestionario especialmente diseñado a 249 estudiantes universitarios. Los resultados fueron los esperados: "Las personas que perseguían la felicidad a través de la ganancia material tendían a sentirse peor; algo que quedó constatado en las evaluaciones negativas de su satisfacción con la vida", señalan. 
  
Sin embargo, los resultados también demostraron que la gratitud y otros afectos positivos eliminaban los efectos negativos del materialismo. Así, las personas más agradecidas estaban más satisfechas con sus vidas, aunque fueran materialistas. 

"Los individuos agradecidos y con otros afectos positivos mostraron una relación menor entre materialismo y afectos negativos. Además, los individuos muy materialistas mostraron una satisfacción vital disminuida, si su gratitud y otros afectos positivos eran bajos". 
  
Los científicos concluyen que, para superar los efectos nefastos del materialismo excesivo en la psique humana, se han de potenciar los comportamientos prosociales. 
  
Las parejas materialistas tienen más problemas afectivos 
  
Especialmente negativo parece ser el materialismo para la vida en pareja que, como relación social profunda, es considerada otro de los pilares de la satisfacción vital. 
  
Así, según una investigación llevada a cabo en 2011 por especialistas de la Brigham Young University de Estados Unidos, con un total de 1.734 matrimonios de todo el país, las parejas que creen que el dinero no es importante presentan un porcentaje entre un 10 y un 15% mayor de estabilidad matrimonial que las parejas más materialistas. 
  
Por el contrario, aquellas parejas en las que ambos miembros son materialistas van peor en casi todos los factores relacionados con la calidad de la vida en pareja: comunicación mermada, capacidad pobre para la resolución de conflictos, y una baja sensibilidad ante sus compañeros. Además, en estos casos, el dinero resultó ser una importante fuente de conflicto dentro de la pareja.

Referencia bibliográfica: 
  
James A Roberts, Jo-Ann Tsang, Chris Manolis. Looking for happiness in all the wrong places: The moderating role of gratitude and affect in the materialism–life satisfaction relationshipThe Journal of Positive Psychology (2015). DOI:10.1080/17439760.2015.1004553. 

Cabalgatas Valiceras

La Providencia

Elige amar

http://blog.fatimabril.es/2015/03/elige-amar.html#.VRNs4fyUdWI 
El amor es un boomerang perfecto...

Una vez escuché una frase que nunca se me olvidará...:"La vida es como un libro, donde el amor a veces está en una sola página, otras en un capítulo, mientras el verdadero se encuentra en toda la historia…"

Cuando conoces el amor (independientemente que sea hacia la familia, los amigos, la pareja...) y te comprometes a poner en práctica esas acciones amorosas para abrir tu corazón, puedes lograr y mantener una relación e interconexión duradera, honesta, amorosa y satisfactoria. No siempre es fácil de lograr, pero es un "trabajo" que bien merece la pena, porque, a fin de cuentas, entre muchas cosas que queremos, una bien importante y realmente verdadera en la vida, es amar y ser amados (es solo mi opinión).




Existe algo muy bueno...y es que tenemos el gran poder en darnos cuenta de que no tenemos que esperar a que los demás cambien para sentir el amor, sino que podemos generarlo con nuestras propias acciones. Simplemente dar.

"Lo que das, te lo das. Lo que quitas, te lo quitas"


Pensamos que el amor es algo que “nos sucede”. En otras palabras, que las otras personas tienen el deber de “hacernos sentir” vivos, amados y felices. Y si bien es cierto que necesitamos a otra persona para compartir el amor, la verdad es que nosotros y solo nosotros somos responsables por nuestra alegría y felicidad.

¡La mejor manera de sentir amor es dando amor! Y no hablo de un amor codependiente donde das para así recibir. Hablo del amor verdadero, que parte de un deseo genuino de darle alegría a la/s otra/s y apoyarlas.

Cuando dejamos de pensar que “el amor es algo que obtenemos” para pensar que “el amor es algo que damos”, todo empieza a cambiar…

Amar es estar PRESENTE para tu ser amado


El amor por la vida te hace despertar de un sueño de incertidumbre. Y es que el amor es eso: cuando alguien aun conociendo tus cicatrices, se queda para besarlas. Benjamín Griss

Estar en pareja no significa que debas dejar de ser quien eres, o perder tu esencia y propia identidad para satisfacer a tu compañero/a (si tal es el caso, estás alimentado un amor enfermizo, una relación tóxica basada en miedos y obsesiones). 

¡Tu desarrollo personal debe ocupar un lugar importante en tu vida! No te olvides que “querer” no es “necesitar”. Querer es amar en libertad, querer es poder elegir, y...

...¡querer a alguien es elegir a esa persona todos los días, sin depender de ella!


Muchas veces tenemos la idea de que “hay que darlo TODO por la otra persona para que la relación funcione”, y así, vivimos por y para la pareja sin tener en cuenta nuestro propio bienestar.
Lo malo es que cuando nos centramos tanto en el otro aparece el MIEDO: miedo a que nos rechacen si no satisfacemos enteramente a la otra parte, miedo a que se acabe el vínculo. ¡Pero somos personas MADURAS! Lo que significa que cada quien debe y tiene la obligación, de velar por su propio bienestar (y dejémonos de remilgos, que éste planteamiento no es ser egoístas). Cuidar TU bienestar es TU responsabilidad.

Recuerda que nadie puede dar lo que no tiene, así que si quieres amor, primero ámate, si quieres felicidad, primero sé felizDEBES amarte y respetarte. Debes tratarte de la manera en que deseas ser tratado. Háblate de manera amable, haz cosas conscientes por ti, escúchate, conócete. ¡Como si estuvieras saliendo de cita contigo mismo! ¡Haz este cambio y tus relaciones personales y sociales cambiarán también! Quiérete más.

Durante mucho tiempo nos han dicho que en el amor es inevitable sufrir, ¡pero eso es falso! (y perdonad que parezca tan tajante, pero es una creencia basada en mi propia experiencia). Desde el momento que lo estás pasando mal… ha dejado de ser amor. El amor es sinónimo de bienestar, de plenitud,  de respeto, de apoyo y, sobre todo: libertad.Recuerda que las parejas que pasan de “quererse” a “soportarse”, las personas que aguantan o toleran situaciones que van en contra de sus principios, o quienes permiten faltas de respeto o chantaje emocional, no lo hacen porque quieren a sus parejas, sino más bien porque no se quieren a ellas mismas. ¡Nadie es imprescindible en tu vida! ¡Sólo TÚ!

Recuerda...

Si el amor aprieta, no es tu talla

Creer en el amor es un paso crucial (y no negociable) para que se vuelva una realidad.

No puedes tener una relación que en el fondo no crees que pueda existir. Por lo tanto, si tienes alguna creencia acerca de lo que “puede ser y no puede ser posible” en el amor, ¡empieza a cambiar eso ya!
Si te descubres pensando que tener una relación armónica, intensa, honesta, maravillosa..., no es posible, inmediatamente sustitúyelo por un pensamiento positivo “¡No! Esta es una creencia falsa.

El mejor amor es ese que te hace mejor persona, sin pretender cambiarte.




“El amor más fuerte es aquel que puede mostrar su fragilidad”. Paulo Coelho


Mi madre solía decir que el amor nunca se malgasta, aunque no te lo devuelvan en la misma medida que mereces o deseas. "Déjalo salir a raudales" me decía; "Abre tu corazón y no tengas miedo de que te lo rompan. Los corazones rotos se curan. Los corazones protegidos acaban convertidos en piedra.


Con frecuencia, la gente cree que la llave a la felicidad es encontrar a un compañero/a de viaje, y que hasta que no llegue esa persona, la vida no tiene sentido y/o podrá ser maravillosa. Con esto, ponen la felicidad en pausa, hasta encontrar "el amor". ¡Pero no es así como funcionan las cosas!

Hay que amar..., amar a nuestros padres, hermanos/as, hijos, amigos..., amar los atardeceres, amar al viento acariciando nuestra piel, amar vivir... 

Eso es vivir…eso es amar...
Enamorarse.
Reír hasta que te duela el estómago.
Una ducha caliente.
Nadie delante de ti en el supermercado.
Un mensaje.
Escuchar la lluvia caer.
Un café/te caliente.
Una llamada.
Los viajes en coche.
Tener un sueño bonito.
Ganar un desafío. Alcanzar una meta.
Tomar de la mano a alguien que quieres.
Oír las risas de tus hijos.
Encontrarte por la calle a un/a antiguo/a conocido/a.
Ver amanecer.
Hacer un regalo.
Despertar y ver que aún te quedan horas por dormir.
Escuchar de manera casual a alguien que dice algo bonito sobre ti.
Eso es vivir…eso es amar...

No sólo porque nos hace sentir bien, sino porque tiene beneficios probados sobre la salud de las personas. Decirle a alguien que lo amas y/o lo aprecias, provoca una conexión neurobiológica y la estimulación de neurohormonas (oxitocina, serotonina, dopamina), asociadas a los siguientes beneficios:

  • Reducción del nivel de ansiedad y estrés.
  • Reducción de la sensación de dolor.
  • Aumento en la atención.
  • Mejoras en la memoria.
  • Reducción del riesgo de depresión.
  • Y un largo etcétera.

El amor nos protege de ataques al corazón, literalmente. De hecho, existe el“Síndrome del Corazón Roto” también conocido como “Síndrome Takotsubo”, en el cual los pacientes que sufren una grave pérdida desarrollan debilidad en los músculos del corazón, lo cual puede conducir a síntomas parecidos a un ataque cardíaco.

Así que la prescripción de hoy es muy simple: ¡ámate a ti mismo y haz que quienes te rodean sepan lo mucho que los quieres!

Te quiero dejar estas 10 afirmaciones de Louise Hay para ayudarte a amarte más a ti mismo y atraer más amor a tu vida:

  1. Elijo ver claramente con los ojos del amor. Amo lo que veo.
  2. ¡El amor sucede! Suelto la necesidad desesperada de obtener amor, y en su lugar, permito que el amor me encuentre a mí, en el tiempo perfecto.
  3. El amor está a la vuelta de cada esquina, y la alegría colma mi mundo entero.
  4. Hoy, recuerdo que la vida me ama y me recompensa.
  5. La vida es muy simple. Lo que doy es lo que recibo. Hoy, elijo dar amor.
  6. Me alegro por el amor que encuentro cada día.
  7. Estoy rodeado/a de amor. Todo está bien.
  8. Me siento a gusto mirándome al espejo y diciéndome: “te amo”.
  9. Atraigo el amor a mi vida, y lo acepto ahora.
  10. ¡Amor es lo único que hay!

Buen humor

Al final del arco iris”:

Pedagoga y humanista

http://www.alexrovira.com/soluciones/articulo/maria-de-maeztu 


María de Maeztu Whitney, pedagoga y humanista nacida en Vitoria en 1881 y fallecida en Mar del Plata (Argentina), en 1948, es una de las figuras educativas españolas más importantes del siglo pasado.
En su familia, reconocida en el mundo de la ingeniería, la política y de la educación, también destacaron sus hermanos Ramiro y Gustavo. Se licencia en Magisterio y, al morir su padre de manera prematura, su madre y los cinco hijos se trasladan a Bilbao, donde ayudará a su madre en la Academia Anglo-Francesa para señoritas. Enseñó también en Santander, Bilbao y Madrid.
Gracias a una pensión por sus conocimientos de idiomas, María puede ampliar sus estudios universitarios y licenciarse en Filosofía y Letras. Comenzó a ofrecer conferencias y a implicarse en proyectos sobre pedagogía. Viajó a otros países para completar su formación y en Madrid se adscribió al círculo filosófico de José Ortega y Gasset.
A partir de aquí, su labor se desarrolló como directora y gestora de la llamada Residencia Internacional de Señoritas, el proyecto de su vida. En esta institución y en el Lyceum Club femenino, De Maeztu abogó por fomentar la libertad de pensamiento, opinión y educación de la mujer, con conciertos, conferencias, cursos, exposiciones literarias, científicas, musicales o de Artes Plásticas, impartidos por intelectuales y personalidades.
Participó también en la sección de educación de la Asamblea Nacional durante la dictadura de Primo de Rivera y en otras instituciones culturales. El estallido de la Guerra Civil española la obligó a exiliarse a Argentina, donde fue catedrática de Historia de la Educación.
Gran traductora, nombrada doctora Honoris Causa por varias universidades del mundo, dejó una nutrida obra escrita, en torno a la pedagogía y a la mujer. Muestras de su pensamiento son:

Soy feminista; me avergonzaría de no serlo, porque creo que toda mujer que piensa debe sentir el deseo de colaborar, como persona, en la obra total de la cultura humana. Y esto es lo que para mí significa, en primer término, el feminismo: es, por un lado, el derecho que la mujer tiene a la demanda de trabajo cultural y, por otro, el deber en que la sociedad se halla de otorgárselo. Justo es proclamar muy alto lo que ya repetidas veces se ha dicho: los mayores enemigos del feminismo no son los hombres, sino las mujeres: unas por temor, otras por egoísmo. Las primeras, al oír hablar de emancipación, de independencia económica, no ven tras de estos tópicos sugestivos más que la perspectiva triste de ganarse la vida trabajando a jornal en las industrias, víctimas de una explotación miserable. Esta independencia es para ellas, con razón, la peor de las esclavitudes. Puestas a elegir entre la sumisión al patrono o al marido, todas las mujeres prefieren la última. Contra lo que afirmaba Stuart Mill, la sumisión de la mujer al hombre por medio del matrimonio es, en esas circunstancias, la única liberación posible. Las segundas no quieren oír hablar de emancipación económica, porque lo único que desean es encontrar un marido en ventajosas condiciones, cosa que se hace más difícil si las mujeres demandan un puesto en la economía social. Para unas y otras el feminismo no es una idea liberadora, sino una promesa de esclavitud. Por eso, la primera tarea a realizar es la de preparar a nuestras mujeres, y claro está que yo confío, como único y exclusivo medio, en la educación, que al salvar las sustancias ideales que lleva dentro, ignoradas por ella misma, le dará fuerza para descubrir nuevos mundos, no sospechados hasta ahora.

Es verdad que la letra con sangre entra pero no ha de ser con la del niño, sino con la del maestro.

No hemos dedicado en el horario una sesión para la enseñanza dogmática de la moral porque creamos que en estos primeros años de vida escolar la maestra debe aprovechar todas las oportunidades que se presentan en clase para que los niños se vayan formando en las normas de conducta que han de orientar su vida. Nos hemos preocupado muy sinceramente de formar el sentimiento religioso de los niños como parte esencial de nuestra labor educadora.


Os deseo una inspiradora semana,

Álex Rovira