martes, 26 de mayo de 2015

That other Boleyn Girl editorial

Laburando como unas negras

Innovación, cultura y palomitas de maiz

https://alcorconsultores.wordpress.com/2015/05/26/innovacion-cultura-y-palomitas-de-maiz/ 

Conseguir “que las personas tengan ideas innovadoras” sobre algún aspecto concreto dentro de una organización,es “relativamente” sencillo: lo primero sería analizar y reflexionar sobre el problema que queremos resolver (poner foco); seleccionar un equipo de personas diverso (generar relaciones) para enfrentarles al problema que queremos solucionar; apoyarles con la utilización de alguna herramienta de generación de ideas, otras para seleccionar las viables (“hacer un filtro” de las que vale la pena implantar) y por último valorar y priorizar- decidir cuáles son las las mejores (ponderando el nivel de dificultad de implantación e impacto de la medida) para por último concretar y planificar lo que vamos a hacer (implantar nuestra idea). La “innovación deseada” se concretaría con el desarrollo de un plan de acción realista, con propuestas de actuación (foco), plan de trabajo (control) e indicadores de éxito (controlable). Durante la implantación sería interesante contar con canales abiertos que nos permita obtener feedback permanente para realizar las correcciones sobre los desvíos o modificaciones a las actuaciones y medidas implantadas y por último, analizar el impacto del cambio conseguido en términos de resultado de negocio.
Pero si lo que queremos es desarrollar una cultura innovadora dentro de las organizaciones tenemos que hacer cosas distintas. Lo primero seria concretar “a que llamamos innovación” dentro de la organización y si mi organización es innovadora o no. Si decidimos que no (o que no lo suficiente), tendríamos que plantearnos cuales son las fuerzas que impulsan la innovación en nuestra organización ( el cambio deseado) y cuáles son las fuerzas que limitan actualmente a la organización para ser más innovadora. Luego, la parte de facilitar ofreciendo métodos, herramientas, procesos sencillos, claros y conocidos por las personas que aseguren que la generación de ideas se concreta en innovación es parecida a lo descrito para una innovación concreta con un equipo concreto. Y a parte de implicar y hacer participes a las personas también, solo que en un caso es en un entorno pequeño (equipo de personas) y en el segundo, está dirigido a toda la organización .
El nivel de dificultad desde el punto de vista de gestión del cambio (comportamientos) las dos opciones es similar: conseguir que las personas hagan algo distinto y aporten ideas. Lo que cambia sustancialmente es el nº de personas que implicas en cada uno de los escenarios. En el primer caso, implicas a un numero limitado de personas (equipo concreto de empleados y, en el segundo a toda la organización.
Si sólo nos quedamos en la parte de “generar ideas e implantar las innovaciones” desaprovechamos una magnífica oportunidad y muy valiosa de “generar impacto real” en el resto de la organización y comenzar a dar los primeros pasos en la  implantación de una cultura innovadora al hacerlos visibles y ejemplares para el resto de la organización.
No aprovechar los procesos de innovación en marcha (los que ya están ocurriendo ya en muchas organizaciones ) para generar una cultura innovadora dentro de la organización sería desaprovechar ocasiones únicas de generar impactos reales en personas que estimulan la innovación.
Seria algo así como pedirles a nuestros colaboradores que hagan palomitas de maíz (ideas innovadoras), tener un cine (empresa) y una película (visión, misión y objetivos de negocio) y no invitarles a verla con nosotros para pasar un buen rato juntos (gestión del cambio).

Bien hecho

"Grouchismo o muerte"

¿La tecnología que mejorará el cerebro humano?: Internet

http://www.tendencias21.net/Internet-La-tecnologia-que-mejorara-el-cerebro-humano_a40505.html 

La convergencia entre redes artificiales y redes neuronales podría impulsar el desarrollo de nuestra inteligencia biológica, pero también de la inteligencia artificial


La tecnología nos ha permitido volar sin alas pero, ¿podrá impulsar igualmente nuestra inteligencia? Algunos tecnólogos y futuristas señalan que sí, que nuestras capacidades cognitivas mejorarán en unos años gracias a la tecnología y, en especial, gracias a Internet. Telepatía, telequinesia o información ilimitada podrían ser capacidades aportadas por implantes conectados al cerebro y a la Red al mismo tiempo. Mientras llegan estos avances, la naturaleza sigue su curso y va cambiando bajo la influencia de Internet, aunque de forma mucho más discreta. Al menos por ahora. Por Yaiza Martínez. 



Imagen: agsandrew. Fuente: Fotolia.
Imagen: agsandrew. Fuente: Fotolia.
Según algunos expertos, como John Hawknuestro cerebro se está reduciendo como consecuencia de nuestra ‘cómoda’ vida, en la que no precisamos luchar (tanto) por la supervivencia. Pasa igual en el mundo animal: los animales domésticos, como perros, gatos o pájaros, tienen cerebros entre un 10 y 15% más pequeños que sus homólogos salvajes. Si seguimos a este ritmo de reducción, calculan los científicos, nuestro cerebro no será mayor que el delHomo erectus dentro de unos 20.000 años. 

Esta es la ‘mala’ noticia. La buena es que, afortunadamente, en la actualidad otra influencia está haciendo evolucionar al cerebro humano: la tecnología, asegura el neurocientífico de la Universidad de Tuft (EEUU) y autor de numerosos libros sobre el funcionamiento del cerebro y sobre inteligencia artificial, Jeff Stibel

Dentro de la tecnología, Stibel remarca la importancia de Internet para impulsar la inteligencia humana: “A medida que la revolución de Internet se desarrolla”, escribe el experto en un artículo publicado en Tufts Now, “estamos asistiendo no sólo a la extensión de la mente, sino también a la unificación de mente y máquina, dos redes que conforman una sola”. “Creer que, algún día, podamos tener toda la información del mundo incrustada en nuestras mentes a través de Internet, ya no es solo imaginación”, asegura el experto. 

Telepatía, telequinesia, información ilimitada 

Desde que, en 1929, el neurólogo alemán Hans Berger (considerado el padre de la electroencefalografía) descubriera que el cerebro funciona por impulsos eléctricos; y desde que, a partir de 1969,  el biofísico de la Universidad de Washington Eberhard Fetz decidiera usar esos impulsos para controlar dispositivos eléctricos, la vinculación cerebro-ordenador se ha ido haciendo posible. 

A partir de entonces, y gracias al rápido desarrollo de los chips de silicio, las computadoras y las redes de datos, se ha ido fraguando la tecnología para conectar los cerebros de personas a las máquinas y, posteriormente a Internet, lo que, según Stibel, dará lugar a un nuevo tipo de inteligencia. 

En Tendencias21 ya hemos  hablado de varios experimentos  en esta dirección. Por ejemplo, en 2014, un equipo internacional de neurocientíficos e ingenieros robóticos consiguió demostrar por vez primera que la comunicación directa entre cerebros humanos es posible a través de la Red de redes. Según los autores del avance, este fue un paso hacia una nueva forma de comunicación no basada ni en el lenguaje ni en el movimiento (¿avance cognitivo?).   

Por otra parte, también en 2014, investigadores de la Universidad de Washington lograron hacer que esa comunicación sirviera para que un emisor enviase órdenes mentales de movimiento corporal a un receptor que las ejecutó. 

Pero no solo podremos practicar la telepatía gracias a este  tipo de conexiones, aventura Stibel en su artículo: también será posible la telequinesis (mover objetos con la mente) dando órdenes a través de Internet. Para esto será necesario una interfaz cerebro-computadora (conectada a la Red), algo que ya existe: véase la tecnología del chip implantado en el cerebro BrainGate en la que trabaja Stibel, por ejemplo, y que ha permitido a personas tetrapléjicas mover objetos con la mente. 

Por útlimo, y como ya hemos señalado, se ha aventurado que, algún día, tendremos acceso directo a Internet a través de implantes (nanochips) en el cerebro.   

No solo Stibel sueña con el aumento de la inteligencia gracias a la aplicación de la tecnología e Internet. Ray Kurzweil, definido como el futurista más influyente del mundo en estos momentos, también ha señalado que el potencial para seguir aumentando la inteligencia humana en esta dirección es enorme.

Combinar Internet y cerebro para impulsar la IA 

Así que, gracias a la tecnología e Internet, podrían aumentarse las capacidades cognitivas humanas (pasaríamos a tener una fuente de datos ilimitada en el cerebro y nuevas capacidades hasta ahora inalcanzables, salvo en el terreno de la ciencia ficción). Pero no solo nuestra inteligencia se beneficiaría de la Red de redes: la inteligencia artificial también podría salir mejorada. 

Según Stibel, esto sería posible porque el funcionamiento de Internet se parece tanto al del propio cerebro que este último puede servir como modelo para el desarrollo de la IA: “Internet tiene toda la extravagancia del cerebro: puede trabajar en paralelo, puede comunicarse a través de grandes distancias, y comete errores”, escribe el investigador. 

Sus palabras estarían corroboradas por un estudio reciente  en el que se constató que las redes naturales –como son las redes neuronales- son más estables y eficientes que las redes artificiales, por razones muy concretas (quizá reproducibles): su relación entre la estructura interna de cada red natural, y el patrón de conexiones que cada una de esas redes establece con otras redes. 

Según los autores de esta investigación, lograr imitar ese paradójico equilibrio permitirá mejorar las redes no biológicas, como las redes de información de las que hablamos. 

Y no solo imitar, asegura Stibel, sino también hacer converger ambos tipos de redes:  “A pesar de que Internet aún se encuentra en una etapa temprana de su evolución, podemos aprovechar el cerebro que la naturaleza nos ha dado y hacer converger las redes de ordenadores y las redes neuronales para crear verdadera inteligencia en máquinas artificiales”. 

El efecto (real o actual) de Internet sobre el cerebro 

Un tema del que no habla Stibel es el del efecto actual de Internet sobre el cerebro y, en conscuencia, sobre nuestras capacidades cognitivas. En otras palabras, no entra a analizar si Internet está, hoy por hoy y sin necesidad de implantes tecnológicos, modificando el cerebro humano. 

En 2010, sin embargo, un estudio del University College of London sí analizó esta cuestión. Constató que Internet está modificando el cerebro, en este caso de los más jóvenes, haciendo que estos sean cada vez más capaces de realizar varias tareas al mismo tiempo; aunque también provocando que pierdan su capacidad de concentración y de leer y escribir textos largos.   

Por otra parte, en 2009, científicos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) descubrieron que usar los buscadores de Internet hace que los cerebros de la gente mayor estén mucho más activos que cuando realizan otras actividades, como la lectura. 

Además, se comprobó que estimular, con el uso de Internet, los cerebros de personas que no usaban esta herramienta, hacía que, en tan sólo una semana y con una hora diaria de práctica, los usuarios alcanzasen los mismos niveles de activación cerebral que los más expertos. Así que, se concluyó, Internet puede reactivar el cerebro adulto. 

Por último, a finales de 2014, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Zurich (Suiza), reveló que cuando se pasa tiempo interactuando con otras personas a través de Internet, y usando para ello la pantalla táctil de los smartphones, estamos cambiando la forma en que nuestros pulgares y nuestro cerebro interaccionan. 

En concreto, existe una actividad eléctrica cerebral mejorada en los usuarios de teléfonos inteligentes cuando tres de los dedos de estos se tocan en el proceso de comunicación, reveló la investigación. Así que, aunque sea sin implantes, Internet ya está cambiando nuestro cerebro.  Y, con él, quizá también nuestra inteligencia y nuestra cosmovisión; pero aún no sabemos bien en qué direcciones.

Choose to be optimistic. It's more fun.

 


Sims Avenue, Singapore

Ojos cerrados

Hombre

Soy hombre: duro poco
y es enorme la noche.
Pero miro hacia arriba:
las estrellas escriben.
Sin entender comprendo:
también soy escritura
y en este mismo instante
alguien me deletrea. Octavio Paz

La reivindicación de la virtud, la gran fortaleza del ser humano

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/educacion/2015-05-26/la-reivindicacion-de-la-virtud-la-gran-fortaleza-del-ser-humano_854728/ 
El conjunto de las virtudes constituye el carácter de una persona, su personalidad aprendida, el compendio de recursos intelectuales, emocionales y operativos que una persona atesora
Foto: Las virtudes son hábitos que nos impelen a obrar bien. (iStock)

Las virtudes son hábitos que nos impelen a obrar bien. (iStock)

Hay palabras que envejecen, se pierden, se olvidan, se corrompen. Nos preocupa mucho que se extinga una especie de lepidópteros y en cambio no nos sobresaltamos cuando desaparece una palabra. Sin embargo, cada una de ellas es una herramienta que nos permite analizar la realidad, y, si la perdemos, tal vez esa realidad se vuelva inaccesible o incomprensible. Esto ha sucedido con la palabra virtudDe significar la brillantez, la energía, y la destreza, ha pasado a convertirse en un término ñoño, moralizante y con tufo a sacristía. Doña Virtudes llamaron los españoles a la reina María Cristina en son de burla.
Todo esto es una colosal equivocación. Desde la antigua Grecia –donde la denominaban arete la virtud ha sido el hábito de excelencia que podía alcanzar un atleta mediante el entrenamiento, un artista con el ejercicio de su arte, o un hombre justo mediante el despliegue de su inteligencia moral. Aún conserva parte de su antiguo prestigio cuando hablamos de un “virtuoso del violín”. El pensamiento político americano –el republicanismo– pensó siempre que la democracia sólo podía funcionar si se fundaba en la virtud ciudadana, cuyo fomento es objetivo central de la educación. Y viendo cómo está el patio, no estaría de más que nosotros la tomáramos en serio.

La importancia del civismo

El sociólogo y psicólogo Robert Putnam durante una de sus clases.
El sociólogo y psicólogo Robert Putnam durante una de sus clases.
Cuando Robert Putnam estudió por qué la democracia funciona mejor en unos países que en otros, descubrió que era el conjunto de virtudes cívicas lo que determinaba el éxito.
En España hemos sustituido la enseñanza de la virtud por la educación en valores. Tal vez les suene igual, pero son cosas muy distintas. Los valores son conceptos que podemos pensar. En cambio, las virtudes son hábitos que nos impelen a obrar bien. Una persona puede conocer muy bien lo que es la justicia, y obrar injustamente. Para ser exactos, las virtudes son estructuras psicológicas dirigidas por valores, que nos impulsan a la acción.Platón distinguía entre las virtudes del conocimiento –pensar bien, crear, argumentar y las virtudes de la acción –las encargadas de guiarnos hacia un comportamiento excelente–.
En el mundo anglosajón las virtudes están de moda. Es cierto que las denominan strengths (fortalezas) con lo que subrayan su  energía. Martin Seligman, expresidente de la American Psychological Association, ha emprendido un exhaustivo estudio de las virtudes a lo largo del mundo. Se titula Character Strengths and Virtues. Él y sus colaboradores han identificado seis universalmente valoradas: la sabiduría, la valentía, la compasión, la templanza, la justicia y la búsqueda del sentido o de la transcendencia.

Lo que engloba la personalidad

El conjunto de las virtudes constituye el carácter de una persona, su personalidad aprendida, el compendio de recursos intelectuales, emocionales y operativos que una persona atesora. Por eso conviene recordar que la educación anda sobre dos patas: la instrucción y la formación del carácter. Aquella se refiere al conjunto de conocimientos y destrezas que ocupan los currículos. Esta pretende ayudar al niño y al adolescente para que adquiera los recursos intelectuales, emocionales, operativos y éticos necesarios para vivir y convivir bien.
En España hemos sustituido la enseñanza de la virtud por la educación en valores
Seligman y sus colaboradores piensan que educar el carácter es un objetivo educativo prioritario. Permite dar una visión organizada de lo que es una persona, dejando a un lado la actual “psicología de hamburguesa” que aísla docena de aspectos, operaciones o factores que luego no sabemos cómo integrar. En Estados Unidos, que se había negado a impartir educación moral en las aulas, cambiaron de idea en 1994, cuando el Congreso adoptó una resolución para financiar la educación del carácter en la educación primaria y secundaria. Esta asignatura ha llegado a considerarse la más importante de la educación secundaria.
Espero que en España aprovechemos esta experiencia, que ya hemos utilizado en los programas de la Universidad de Padres, y que no nos avergoncemos al hablar de la virtud, y de las personas virtuosas. No lo olviden: virtud es el hábito de la excelencia. Es la gran fortaleza humana. Por eso hay que reivindicarla.


Leer más:  La reivindicación de la virtud, la gran fortaleza del ser humano. Noticias de Educación  http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/educacion/2015-05-26/la-reivindicacion-de-la-virtud-la-gran-fortaleza-del-ser-humano_854728/#lpu6HBk4TyMt05aQ

Happy St Patricks' !!

Happy Easter Lady

Así es como funciona "el circuito de recompensa cerebral"

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-05-26/las-neuronas-del-placer-asi-es-como-funciona-el-circuito-de-recompensa-cerebral_854689/
El área tegmental ventral (VTA) es el principal eslabón del denominado “circuito de recompensa cerebral”. Esta área contiene neuronas que se proyectan hacia numerosas regiones del cerebro, desempeñando un papel fundamental en la motivación, el deseo, el placer y la valoración afectiva.
Las neuronas de la VTA también son la diana de acción de los fármacos antipsicóticos y antiparkinsonianos, al igual que de drogas psicoactivas como la cocaína, el éxtasis y el LSD.
En un trabajo reciente, un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) presentó por primera vez una descripción de la anatomía celular de estas neuronas.
Los axones de estas neuronas –prolongaciones especializadas en conducir el impulso nervioso desde el cuerpo celular hacia otra célula­– liberan dopamina
“Contrariamente a lo que esperábamos, encontramos varios tipos de neuronas dopaminérgicas en la VTA, cada uno formando circuitos con distintas regiones cerebrales”, señala Lucía Prensa, del departamento de Anatomía, Histología y Neurociencia de la Facultad de Medicina de la UAM.
“Nuestro hallazgo sugiere que los efectos de los distintos fármacos y drogas podrían afectar a cada tipo neuronal de modo diferente”, agrega la investigadora.

El sueño de Ramón y Cajal hecho realidad

Los cuerpos de las neuronas de la VTA se sitúan en el tronco encefálico. Los axones de estas neuronas –prolongaciones especializadas en conducir el impulso nervioso desde el cuerpo celular (soma) hacia otra célula­– liberan dopamina, inervando con este neurotransmisor la corteza cerebral y otras regiones cerebrales.
Cuerpo de una neurona dopaminérgica de la VTA. (UAM)
Cuerpo de una neurona dopaminérgica de la VTA. (UAM)
En el trabajo, los investigadores emplearon una técnica novedosa de transfección in vivo de neuronas individuales que les permitió visualizar y cuantificar el axón completo de una sola célula, sin importar la extensión y complejidad del mismo.
“Los circuitos del cerebro están formados en gran parte por neuronas cuyo axón se extiende y ramifica sobre distancias enormes, de decenas de centímetros en el caso del cerebro humano. Hasta ahora había sido imposible analizar esos circuitos con resolución celular. Es el sueño de Santiago Ramón y Cajal hecho realidad”, subraya Francisco Clascá, del mismo departamento.
El trabajo, publicado en la revista Frontiers in Neuroanatomy, fue liderado por el laboratorio de los profesores Prensa y Clascá. Este laboratorio está aplicando dicha técnica al estudio de varios sistemas clave del cerebro como parte del proyecto multinacional Human Brain Project-EU Flagship, financiado por la Unión Europea a través del programa ‘Horizonte 2020’.
En el trabajo también participaron Ana Aransay y María García-Amado, doctorandas del programa de Neurociencia de la UAM, y Claudia Rodríguez-López, estudiante de Medicina de la misma universidad.


Leer más:  La felicidad se demuestra andando: Las neuronas del placer: así es como funciona el circuito de recompensa cerebral. Noticias de Alma, Corazón, Vida  http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-05-26/las-neuronas-del-placer-asi-es-como-funciona-el-circuito-de-recompensa-cerebral_854689/#lpu6Da8eINiJDu6Z

El libro de la risa y el olvido.

"La gente grita que quiere crear un futuro mejor, pero eso no es verdad. El futuro es un vacío indiferente que no le interesa a nadie, mientras que el pasado está lleno de vida y su rostro nos excita, nos irrita, nos ofende y por eso queremos destruirlo o retocarlo. Los hombres quieren ser dueños del futuro sólo para poder cambiar el pasado. Luchan por entrar al laboratorio en el que se retocan las fotografías y se reescriben las biografías y la historia". Milan Kundera 

Lo primero es lo primero: conócete a ti mismo‏

Temor a saber. Temes que un monstruo escondido dentro de ti vaya a destruirte si lo dejas en libertad. Que si te examinas, descubrirías que estás cargado de egoísmo y odio. Si pudieras leer mentes ajenas, verías reflejado el mismo conflicto. No eres mejor ni peor. Sólo puedes cambiar lo que comprendes y reconoces. No temas, déjalo salir y la brillante luz del autoconocimiento te hará florecer. Sólo por hoy: Expone tus miedos para hacerlos desaparecer. 

Morir con las botas puestas.

No persistas en el error, no lo repitas, paga por él sin culpar a nadie y resarce a los que has dañado. No siempre manejas bien las cosas pero las amistades no tienen que terminar por tus errores, debes enmendar la falla. Si aceptas tu responsabilidad los conviertes en oportunidades de aprendizaje. Para que las enmiendas sean efectivas tienes que hacerlas simples: admites tu falta y la corriges. Habrás hecho tu parte, la respuesta quedará en sus manos. Sólo por hoy: Asume tus errores y paga por ellos.

Meditar todos los días y servir al otro, la fórmula de la felicidad

http://www.clarin.com/sociedad/hombre-mas-feliz-del-mundo_0_1361263936.html 
Personajes.
Matthieu Ricard dejó Francia y se fue a vivir al Himalaya. Ahora lo consideran el “hombre más feliz del mundo”.
Sonriente. Matthieu Ricard ayer en Buenos Aires, luego de la charla con Clarín.

Matthieu Ricard (69) prometía para ser un gran biólogo molecular en los años sesenta, de la mano de su mentor el Premio Nobel de Medicina, François Jacob, en Francia. Pero largó todo: se fue a vivir cerca del Himalaya y pasó a ser un monje budista, fotógrafo y autor de libros. Es el traductor al francés del Dalai Lama y ayuda a niños y pacientes pobres con la creación de escuelas y centros de salud en Asia. Hace meditaciones diarias, que son ejercicios para aquietar la mente, una prácticas que hicieron que su cerebro fuera objeto de estudio en los Estados Unidos. Ayer, Ricard llegó a Buenos Aires para dar una charla en “el primer encuentro de felicidad” en el Malba, organizado por Green Tara y fue entrevistado por Clarín en un living del hotel donde se aloja. Pidió solo agua e irradió alegría cada instante. 

¿Qué se siente ser el “hombre más feliz del mundo” según la promoción de sus charlas?
Es una frase que años atrás usó un canal de televisión de Australia para hacer un programa sobre la felicidad. Yo considero que esto es una gran broma. En parte, está basada en un estudio que hizo el grupo del científico Richard Davidson, de la Universidad de Madison en los Estados Unidos, sobre mi cerebro y el de otros meditadores. Yo fui uno de los primeros voluntarios, y encontraron que, con las meditaciones, se activaban zonas cerebrales. Ese estudio demostró que la meditación cambia funcional y estructuralmente al cerebro. Habría que estudiar a millones y millones de personas para saber quién es el más feliz de todos. Yo soy tan feliz como muchos meditadores de cualquier lugar del mundo y edad.
¿Medita todos los días?
Es lo mejor, aunque cuando estoy de viaje se hace más difícil. Lo que hago también son retiros solitarios de meditación de tres meses en la montaña. 
¿Tres meses solo?
Sí. Es maravilloso. Hago un montón de meditaciones. Siento que el mundo entero está conmigo. Todos somos interdependientes. Allí, puedo conseguir fortaleza y luego volver para estar al servicio de otros. Con la fundación que creamos en 2000, Karuna- Shechen, ayudamos a construir escuelas, y centros de salud para niños y pacientes en Tibet, Nepal e India. Recibimos donaciones a través de nuestro sitio. Es altruismo en acción.
¿Encontró que la meditación y el altruismo en acción son las claves de la felicidad?
No fui yo. Fue la bondad de mis maestros budistas, que me dieron un mapa para encontrar el camino. En 1967, vi un documental sobre la invasión china en el Tíbet, y decidí ir a conocerlos.
¿Cómo se puede evitar tomar revancha con los demás?
Querer revancha por algo que hizo otra persona es arruinar tu propia felicidad. Porque no quieres ser como tus enemigos. Es mejor perdonar y reducir el sufrimiento. Claro que perdonar no quiere decir “no importa”. Significa decir “paremos con el odio”. Porque el odio es una enfermedad de la mente. 
¿Y qué pasa con el sexo? 
Puede ser un camino para algunos. No es lo mismo placer que felicidad. Si algo implica celos, envidia, odios, y otras emociones negativas, hay más sufrimiento. Si implica paz, compasión y libertad, más felicidad. Hay que preguntarse cuál será el resultado.

4D, Dream, Soñar el futuro:

"Un líder es alguien a quién
sigues a un lugar al que no
irías por ti mismo".
Joel A. Barker